PSOE e Izquierda Unida aprueban los presupuestos municipales “de izquierdas y sociales” para 2020 que alcanzan los 45 millones de euros

ayuntamiento lucenaEl gobierno municipal del PSOE, con el respaldo de Izquierda Unida, ha aprobado en el pleno ordinario de diciembre celebrado este jueves por la Corporación lucentina, el presupuesto municipal para el ejercicio 2020, cuentas públicas que han salido adelante con el voto en contra de PP, Ciudadanos y Vox.
 
 
La edil de Hacienda, Carmen Burgos, fue la encargada de defender el proyecto presupuestario ante el plenario, señalando que el presupuesto consistorial del año venidero busca “dirigir el crecimiento de la ciudad hacia un modelo basado en la sostenibilidad, la eficiencia y la salud y el bienestar”, según marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
El presupuesto municipal asciende a 45.087.067 euros, lo que representa un aumento del 2,4% respecto a las cuentas del año anterior.
 
 
En el capítulo de ingresos, las principales partidas vienen dadas por las aportaciones de los impuestos (16,9 millones de euros), las tasas municipales (3,6 millones de euros) y las entregas anuales del Gobierno de España y la Junta de Andalucía (12,7 millones de euros). La concejal de Hacienda ha recordado que las ordenanzas fiscales mantendrán para el próximo año las bonificaciones a diferentes sectores de la población, ampliándolas en algunos casos como los del IBI en las pedanías o el impuesto de construcciones en viviendas de protección oficial.
 
 
Por su parte, el capítulo de gastos refleja para el año 2020 un incremento “notable” en las partidas asignadas a “delegaciones que están llamadas a jugar un papel fundamental en la gestión de las políticas de nuestro Ayuntamiento”. Así, sobresale el crecimiento de la Concejalía de Formación para el Empleo, Fomento y Desarrollo (sube un 13,17% hasta los 386.569 euros); Infraestructuras, Obras, Accesibilidad, Servicios y Aguas (un 35,49% más hasta los 6.440.875 euros); Cultura (sube un 69,94% hasta los 284.525 euros); Educación (incrementa un 65,17% hasta los 386.613 euros); Igualdad y Diversidad (más 37,55% hasta los 69.600 euros); y Deportes (más un 55,37% hasta 1.425.000 euros).
 
 
El capítulo de inversiones aparece en este proyecto de presupuestos con una partida total de 5,3 millones de euros, con asignaciones para actuaciones como la segunda fase de actuación en Quiebracarretas para evitar inundaciones (300.000 euros); sustitución alta tensión en el solar para  el centro sanitario ( 302.000 euros); ampliación del Auditorio (107.000 euros); ejecución del plan modernización de la administración eléctrica (137.000 euros); tarjeta ciudadana y gobierno abierto (150.000 euros); obras de accesibilidad (200.000 euros); plan de asfalto (125.000 euros); remodelación integral y redes de calles (252.000 euros); obras PFEA (995.000 euros); zonas deportivas y verdes en El Carmen (425.000 euros); pista cubierta del CEIP Antonio Machado (130.000 euros) y eficiencia energética en colegios (156.000 euros).
 

El presupuesto para 2020 incorpora también otras partidas del ejercicio actual pendientes de completar su ejecución tales como la pista cubierta del CEIP San José de Calasanz y el Parque Europa, que incrementa su asignación actual de 770.000 euros con otros 360.000 euros con cargo al año 2020, que conocerá el inicio de las obras de una de las mayores inversiones que maneja el Consistorio lucentino para este mandato con cargo a los fondos Edusi de la Unión Europa. 
 
 
En cuanto a la deuda bancaria a largo plazo, el presupuesto recoge una partida de 1,9 millones de euros, si bien el Ayuntamiento tiene previsto solicitar un préstamo por valor de 1 millón de euros, de modo que la previsión es que la deuda municipal a fecha de 31 de diciembre de 2020 se reduzca hasta los 12,5 millones de euros, incluidos los avales municipales. En este sentido, Burgos destacó el hecho de que la propuesta inversora se haga proponiendo a su vez una reducción de la deuda.  
 

Como novedad, el Ayuntamiento de Lucena vincula su presupuesto municipal de 2020 a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que viene a representar la división de los gastos anuales del Ayuntamiento entre las prioridades fijadas por la ONU a nivel mundial para la próxima década.   
 

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Miguel Villa, destacó que el acuerdo de su formación con los socialistas garantiza que los presupuestos municipales de 2020 sean “de izquierdas y sociales”, fijando como prioridades el saneamiento en la zona de Quiebracarretas, la renovación de la conducción de agua desde Zambra, la compra de vehículos eléctricos y la lucha contra la violencia de género.
 

Imprimir   Correo electrónico