Pérez insta a FAISEM a exponer las verdaderas razones de su marcha de Lucena

juan perez faisem lucenaEl alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha solicitado a la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (FAISEM) a que responda al escrito remitido desde el Consistorio exponiendo las razones que le han llevado a abandonar su sede en la localidad tras 25 años de servicio.
 
 
A preguntas de los medios de comunicación, el edil lucentino ha reconocido que “a día de hoy sigo sin conocer los motivos” de la marcha de FAISEM, con quien este Ayuntamiento ha mantenido “una relación exquisita con esta entidad desde 1995 y que desde 2013 cuando pasaron a dependencias de Suvilusa, desde el Ayuntamiento se le ha pagado el alquiler del local, las facturas de agua y luz y otros gastos”.
 
 
Juan Pérez ha reiterado que aún hoy espera la respuesta del delegado provincial de FAISEM en Córdoba, Fernando Castro, al escrito enviado el 2 de junio en el que “le pido explicaciones sobre el cierre de su centro en Lucena puesto que ya había un acuerdo alcanzado con Suvilusa sobre el alquiler de las instalaciones en base a un convenio que desde 2018 le estábamos pidiendo que se debía actualizar al entrar en vigor la nueva Ley de Contratos del Sector Público”.
 
 
En esa misma misiva, además de manifestar su sorpresa por la medida adoptada, Pérez escribía que “si subyacen otros motivos que sustentan, argumentan y/o ratifican la decisión adoptada, nos gustaría conocerlas a fin de analizar nuevas formas de colaboración mutua”. Unas palabras, que para el propio alcalde, son muestra “más que suficiente” de la disposición del ayuntamiento de seguir apoyando a FAISEM.
 
 
Asimismo, el primer edil ha desvelado que días después también les escribió a la delegada territorial de Salud y Familias y a la delegada territorial de Políticas Sociales para su conocimiento y para que, en la medida de sus posibilidades, “arbitraran las medidas oportunas para poder ser informado de los motivos reales de la salida de FAISEM de Lucena”.
 
 
FAISEM hasta el 31 de mayo venía ocupando unas instalaciones de 363 metros cuadrados propiedad de Suvilusa en la calle Jaén en un centro de día donde tenían autorizadas y ofertadas 42 plazas, pero sólo ocupadas en la actualidad sobre una veintena. Desde la decisión de abandonar Lucena, la entidad ha trasladado a los usuarios a su centro de Cabra.
 
 
A la espera de conocer las razones de la marcha de FAISEM, Juan Pérez ha desvelado que “ya teníamos un acuerdo cerrado sobre el precio del alquiler de las dependencias de Suvilusa, ahora que iban a empezar a pagar, como prueban las dos peticiones desde FAISEM de los modelos tipo del contrato de alquiler, aludiendo que habían extraviado los documentos”.
 
 
Juan Pérez ha querido zanjar el asunto afirmando que “la decisión de salir de Lucena ya estaba tomada desde hace tiempo, como pudimos intuir en la reunión que en septiembre de 2019 mantuvimos con la gerente de FAISEM en Sevilla, donde se nos expuso que el servicio, con estas cifras de usuarios, es deficitario”.
 
 
Además, “este año FAISEM no había enviado, como viene siendo costumbre, la solicitud de renovación del convenio”, lo que ahora, a ojos del alcalde es una prueba fehaciente de las verdaderas razones de una decisión ya tomada antes de mayo de 2020.
 
 
Por último, Juan Pérez, ha asegurado que “nunca permitiré que un servicio social tan importante para muchas familias lucentinas dependa de lo económico”, de modo que “las puertas del Ayuntamiento siguen abiertas a FAISEM, para establecer cuantas medidas de colaboración sean necesarias para devolver a la ciudad este centro”.

Imprimir   Correo electrónico