Urbanismo inspeccionará las viviendas en mal estado que supongan un peligro para la seguridad

cesar del espin ourbanismo inspeccion viviendas lucenaEl Ayuntamiento de Lucena va a poner en marcha una campaña de inspección de viviendas en mal estado a fin de revisar los expedientes disciplinarios que la Delegación de Urbanismo mantiene abiertos en edificaciones antiguas que presentan deficiencias en su estructura y elementos ornamentales.
 
 
Esta campaña, que abarcará los núcleos urbanos de Lucena, Jauja y las Navas, tiene como finalidad última “garantizar la seguridad de las personas y mitigar el impacto de alarma que tiene en la sociedad la existencia de este tipo de edificaciones en mal estado”, ha asegurado César del Espino, concejal de Urbanismo. El edil lucentino ha avanzado que en la actualidad el número de expedientes abiertos ronda los 50, a los que se les sumará otros nuevos una vez que esta campaña de inspección se amplíe a otros edificios cuyo estado aconseje la apertura del expediente.
 
 
Lucena presenta un parque edificatorio con una antigüedad media superior a los 30 años, si bien conviven en la ciudad con otras edificaciones de 80 años, un siglo e incluso varios siglos. Con esta campaña, Urbanismo se propone concluir las acciones pertinentes en los expediente abiertos, además de abrir otros nuevos, para adoptar las medidas que sean precisas, incluyendo la ejecución civil subsidiaria por parte del Ayuntamiento, siempre con cargo al propietario que incumpla su deber.
 
 
En este sentido, Del Espino ha aludido al deber de conservación por parte de la propiedad, como indica la LOUA en su artículo 155, que dice textualmente que “los municipios podrán ordenar, de oficio o a instancia de cualquier interesado, la ejecución de las obras necesarias para conservar aquellas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público”. Por último, el responsable municipal de Urbanismo ha insistido en que “es mejor ser rigurosos con esta campaña de inspección que tener que lamentar daños personales”.  

Imprimir   Correo electrónico