El Consistorio revisará el PGOU para convertir en suelo urbanizable Las Peñuelas, el área industrial Lucena Sur y las Huertas del Duque en Jauja

ayuntamiento lucenaLa delegación municipal de Urbanismo elevará al pleno de la Corporación lucentina para su aprobación la revisión parcial del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para la incorporación al sistema urbano de dos asentamientos urbanísticos de Lucena identificados en suelo no urbanizable y el reconocimiento como hábitat rural diseminado de la zona conocida como Huertas del Duque en Jauja.
 
 
En Lucena, este cambio de clasificación del suelo –de no urbanizable pasaría a urbanizable con esta medida– afectaría a las zonas de Las Peñuelas y al nudo industrial Lucena Sur junto la N-331, dos espacios ocupados fundamentalmente por construcciones industriales, si bien en el primero de los emplazamientos también se reconoce como tal el suelo de carácter residencial existente.
 
 
Esta innovación, lo que consigue en el caso de las Peñuelas y la N-331 es reconocer una realidad irregular, cuando no directamente ilegal, e intenta abrir la posibilidad a que se pueda regularizar o legalizar esta situación. A partir de ahí, los propietarios podrán redactar sus Planes Parciales y ejecutar por fases sus unidades de ejecución. “Este proceso no está exento de dificultad, pero al menos se les proporciona una salida legal a su situación, algo que hasta este momento no existía”, según ha informado el concejal de Urbanismo, César del Espino..
 
 
Por lo que respecta a Jauja, esta innovación del PGOU afectará al espacio residencial Huertas del Duque, actualmente clasificado como suelo no urbanizable de especial protección en las inmediaciones del río Genil, fuera de la zona inundable, un espacio urbanístico al que se le pretende dar seguridad jurídica mediante la figura del hábitat rural diseminado, que es la fórmula que aporta la LOUA para incorporar al planeamiento urbano los asentamientos dispersos de carácter estrictamente rural, ligados, en su origen, a ciertos procesos relacionados con las actividades agropecuarias. Así, en la práctica sería similar a pasar de suelo no urbanizable a suelo urbanizable.
 
 
El concejal ha indicado además que con el cambio de clasificación del suelo se pretende “abrir la puerta a la posibilidad de concretar la situación jurídica de las edificaciones ya existentes en el suelo no urbanizable del término municipal de Lucena, conforme a la normativa vigente”, de modo que “en la práctica estamos permitiendo acoplar la realidad urbanística de la ciudad a la realidad legislativa para dar seguridad a las inversiones que en su día hicieron los propietarios en estas zonas”.
 
 
 
Para el edil lucentino, “las modificaciones propuestas no suponen una alteración sustancial del modelo de ordenación territorial y urbano del vigente Plan General”, es más “los informes técnicos emitidos consideran que la incidencia en el territorio, así como el impacto en la salud de esta Revisión Parcial, se consideran positivas y tampoco provocan efectos negativos sobre la Hacienda Municipal al no generar la necesidad de nuevas inversiones públicas”.
 
 
La aprobación inicial de esta revisión parcial del PGOU será objeto de debate en el siguiente Pleno municipal, previsto para el 8 de noviembre, como paso previo, en caso de recibir el visto bueno de los grupos municipales, al trámite de exposición pública y posterior remisión a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio para su aprobación definitiva.
 
 
Esta innovación se convierte así en la primera en llegar al debate plenario después de que en febrero de 2017 el Ayuntamiento lucentino contratara con la empresa Urbanismo y Arquitectura López Bermúdez SL la redacción de la Innovación del PGOU de Lucena con el objetivo de impulsar cambios urbanísticos en diferentes espacios del municipio.

Imprimir   Correo electrónico