El Ayuntamiento de Lucena prohíbe temporalmente el botellón para proteger la salud pública tras detectar la Policía Local una aglomeración de 350 personas imposible de controlar

El Ayuntamiento de Lucena ha decidido suspender temporalmente la autorización para celebrar el botellón en la zona de los aparcamientos de la plaza de toros como medida que ayude a preservar la salud pública ante el riesgo de un rebrote de coronavirus en la ciudad.
 
 
Así lo ha determinado un decreto de Alcaldía firmado este mediodía, en el que se alude al informe elaborado por Policía Local con fecha de 28 de junio a raíz de una inspección por parte de los agentes de la zona del botellón el pasado fin de semana, un informe donde se concluye que la presencia de un elevado número de personas (350) representa un foco de contagio de muy difícil o imposible control para garantizar la limitación de los grupos a 25 personas, además sin mascarillas.
 
 
Juan Pérez, en referencia a esta decisión, ha confirmado que “es una medida dura de tomar, pero no se puede obviar que la alerta sanitaria no ha desaparecido aún y que, por lo tanto, debemos adoptar las pautas necesarias para proteger la salud pública de la ciudad y la particular de cada uno de los ciudadanos”.
 
 
El alcalde, que ha asegurado que esta prohibición de llevar a cabo este tipo de concentraciones difíciles de controlar se mantendrá mientras permanezca el riesgo de rebrotes por coronavirus, ha vuelto a solicitar la “responsabilidad y colaboración ciudadana” para evitar que “Lucena vuelva a un escenario de confinamiento que no podrían soportar ni económica ni socialmente”.

Imprimir   Correo electrónico