Militantes socialistas de Lucena se muestran indignados por la falta de neutralidad del secretario local y alcalde Juan Pérez en las primarias incumpliendo los estatutos del PSOE y lo denuncian por ello ante las direcciones federal, regional y provincial

elecciones primarias psoe andalucia 2021 lucena diaz espadasDe auténtica “indignación” y “bochorno” califican desde un grupo de militantes del PSOE lucentino lo que está ocurriendo en la agrupación local respecto a las elecciones primarias que el próximo domingo 13 de junio dirimirán quién optará  a la Presidencia de la Junta de Andalucía desde la formación socialista cuando haya elecciones autonómicas, si la secretaria general del PSOE-A, expresidenta de la Junta y anterior candidata, Susana Díaz; o el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; o el tercero en liza, el profesor universitario Luis Ángel Hierro.

 

A menos de una semana para que tengan lugar las primarias, con su campaña en la recta final, Pérez todavía no ha convocado, tal y como disponen los estatutos socialistas, una asamblea informativa dirigida al censo de militantes de la agrupación sobre la celebración de dicho proceso, la recogida de avales o dándoles a conocer también de manera neutral a los candidatos que concurren. Además debería informar de cuál será el horario de apertura de la sede socialista, la Casa del Pueblo en el número 40 de la calle San Pedro, para las votaciones del día 13, una sede que “permanece cerrada a cal y canto, no entra ni el polvo”, según estos afiliados indignados con el comportamiento “nada imparcial ni transparente” de la Ejecutiva local encabezada por Juan Pérez en la citadas primarias.
 
Otro incumplimiento estatutario de Pérez es que tampoco se sabe hasta el momento quiénes compondrán la mesa electoral, cuyos miembros han de ser elegidos por sorteo entre la militancia lucentina, ni quiénes serán los interventores que representarán a las distintas candidaturas en la jornada electoral, según critican estos afiliados.
 
Y agregan que la neutralidad y la igualdad de trato a todos los candidatos desde la dirección de la agrupación local exigidas por los estatutos del PSOE brillaron por su ausencia cuando el candidato Espadas realizó un acto de campaña recientemente en Lucena, sin que Pérez se dignara recibirlo y teniendo que recurrir para celebrarlo a alquilar un establecimiento privado, la Manzana de Adán, mientras que poco después Pérez sí que abrió las puertas de la Casa del Pueblo “de par en par para recibir con alfombra roja” a Susana Díaz que también acudió a Lucena a hacer campaña teniendo a su entera disposición la sede socialista, acto para el que, a diferencia de lo que ocurrió con el de Espadas, desde la Ejecutiva local se encargaron de promocionar y de llamar a los afiliados “que consideran afines” a Pérez, declarado susanista,  y no a la totalidad de los censados en el PSOE lucentino, utilizando incluso teléfonos del Ayuntamiento, aseguran las voces críticas con tales prácticas con las que afirman “Pérez vulnera su obligación de no influir a favor de ninguna candidatura desde su responsabilidad orgánica como secretario general” del PSOE de Lucena.
 
 
 
En cuanto a los aparentes apoyos que tiene en nuestro municipio la candidatura del primer edil sevillano Juan Espadas, y que pudieron visualizarse en el acto que protagonizó en Lucena, es “sincero y comprometido de verdad” el de la concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, sostienen estos militantes indignados, a los que en cambio les resultó muy extraña y hasta sospechosa la presencia en dicho evento, por un lado del exconcejal Francisco Adame, “que en una ocasión fue capaz de enviar a la Policía Local a casa de un compañero de partido porque éste no le saludó en la calle”, y sobre todo de otros exconcejales pero miembros actuales de la Ejecutiva de Pérez al que están muy estrechamente vinculados como María del Mar Morales y José Cantizani, “amigo del alma” del alcalde. 
 
Una posible explicación a estas “presencias”, es que la Ejecutiva local, pese a su “susanismo”, habría pactado internamente avalar tanto a Díaz como a Espadas para que, gane quien gane, “quedar bien”. Así lo barajan estos militantes que denuncian la imparcialidad de Pérez porque, en las primarias a la Secretaría General del PSOE que en 2017 disputaron Susana Díaz y Pedro Sánchez, un miembro de la Ejecutiva lucentina testimonió que la mitad de este órgano avaló a la candidata trianera y la otra al madrileño para eso mismo, “quedar bien ganara quien ganara”.
 
 
Desde este grupo de militantes disconformes con el proceder de Juan Pérez y su Ejecutiva en las primarias andaluzas ya se han puesto en contacto con las direcciones federal, regional y provincial del PSOE para denunciar lo que consideran “incumplimientos flagrantes” de la normativa estatutaria e instar a que se tomen cartas en el asunto para garantizar en la agrupación de Lucena la limpieza de los comicios internos que los socialistas andaluces celebrarán este domingo.