María Santísima de Araceli permanecerá por tiempo indeterminado en San Mateo tras haber sido traslada desde su ermita esta madrugada

virgen araceli lucena romeria nocturna coronavirusLa Virgen de Araceli preside ya el retablo mayor de la Parroquia de San Mateo para recibir a sus hijos después del confinamiento del Estado de Alarma que ha impedido que pueda estar en su ciudad para celebrar sus Fiestas junto a su pueblo.
 

Cuando daban las tres de la madrugada, y tras realizar una meditación ante la Virgen,  los miembros de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de Araceli y su Vocalía de Juventud, siguiendo estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias, han guiado los pasos de María Santísima de Araceli en su camino a Lucena sobre una plataforma móvil.
 

El traslado, presidido por el vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera Malagón, se ha desarrollado bajo el recogimiento de las velas y el leve murmullo de los rezos a María Santísima de Araceli que llegaba a la Puerta de la Mina minutos antes de las cinco.
 
El recorrido continuaba por la calle Maquedano, la Plaza del Coso y calle Barahona de Soto y cuando el reloj marcaba las cinco y diez de la madrugada, la Patrona de los lucentinos entraba en su templo donde permanecerá por un tiempo aún indeterminado.
 
La Parroquia de San Mateo estará abierta de lunes a viernes de 07:30 a 13:30 y de 19:00 a 21:00 horas y los sábados y domingos de 08:30 a 13:30 y de 19:00 a 21:00 horas.

Imprimir   Correo electrónico