El Santuario de Aras acoge la Misa del Santero marcada por las medidas sanitarias motivadas por la pandemia

misa santero lucena araceli urna peticionesSin procesión del Cristo del Perdón, sin desfile de tambores, con saetas grabadas y sin ofrendas a la Virgen se ha celebrado este domingo la Misa del Santero en el Real Santuario Diocesano de María Santísima de Araceli.

 

Una celebración marcada por las medidas sanitarias de la COVID que han impedido que la tradicional eucaristía dedicada a los santeros comience con la procesión del Cristo del Perdón por el exterior del templo y su entrada al templo bajo el redoble de los tambores de la Hermandad de Tambores y el sonido del torralbo.
 
 
Sólo dos tambores han acompañado la misa y por motivos de seguridad, el sonido del torralbo venía de la sala de Peregrinos y las saetas de Miguel A. Lara "El Canario", Antonio Nieto y María de los Ángeles Cruzado sonaban por los altavoces del templo al no poder realizarse en directo.
 
 
En la eucaristía presidida por el vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera Malagón, participaron miembros de la Hermandad de Tambores, la Peña Flamenca de Lucena y la Peña del Santero.  
 
 
Durante la misa el vicario parroquial ha bendecido la urna de Peticiones de María Santísima de Araceli con la que se recupera una antigua tradición y que permitirá a los devotos que la Virgen los acompañe en sus hogares.
 
 
La eucaristía concluía con la acción de gracias realizada por el presidente de la Peña El Santero, Eduardo García, en la que ha mostrado su esperanza de que la pandemia se acabe pronto y pudiedan salir los pasos de Semana Santa y de Gloria.