Familias Amigas Españolas convoca una concentración en la Plaza Nueva para demandar información clara sobre el Centro Mena que la Fundación Samu pretende reabrir en Lucena y denuncia que en el centro anterior imperaban el caos y el desorden

mena lucena familias amigas españolasLa Asociación Familias Amigas Españolas ha tenido esta tarde un primer contacto con los medios de comunicación para explicar su posicionamiento sobre la apertura en Lucena de un Centro para Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) en el complejo municipal de Los Santos, auspiciada por el Ayuntamiento de Lucena y la Fundación Samu.
 
 
Familias Amigas Españolas es un colectivo a nivel nacional cuya delegación en nuestra localidad aglutina a 160 familias lucentinas. El presidente nacional de la asociación, Antonio Medina Perales, explicó que, a demanda de algunas de estas familias, visitó en varias ocasiones el Centro MENA que la Fundación Suma ya tuvo en Lucena en un chalet alquilado en la carretera de Rute entre septiembre de 2018 y enero de 2019, cuando, “poco antes de las elecciones municipales”, los menores allí alojados fueron trasladados provisionalmente a Monturque y luego a Doña Mencía, de donde regresarían en Lucena si se abre aquí el citado centro en Los Santos.
 
 
No obstante, Medina aclaró que si se trata de los mismos menores que ya estuvieron aquí, “los conozco bien” a raíz de dichas visitas que efectuó al chalet de la carretera de Rute, donde reinaban, según testimonió, el caos y el descontrol absoluto, con una treintena de menores a cargo de una sola persona, y que salían y entraban cuando querían del chalet desplazándose a pie a otras zonas de Lucena, incluso a altas horas de la madrugada, constituyendo un peligro para ellos mismos y para los conductores al deambular por la carretera y generando molestias y escándalo en el vecindario. El propio Medina estuvo hablando con camioneros a las cuatro de la madrugada que se quejaban de cómo los menas campaban por sus respetos a esas horas por la carretera. Con tal panorama, se evidencia que la Fundación SAMU no cumplió para nada sus obligaciones cuando tuvo su centro para menas en Lucena, aseveran desde Familias Amigas Españolas.
 
 
Este comportamiento de los menas dio lugar a denuncias ante la Guardia Civil. Medina Perales presentó dos de ellas aunque luego las retiró llevado por una prudencia excesiva, aunque ahora piensa que, “dado que no se está jugando limpio” es necesario recomendar que se denuncie si el Centro MENA vuelve a Lucena y se repiten de nuevo estos sucesos. Si esto fuera así, la asociación apoyará administrativa y jurídicamente a quienes se vean en la tesitura de tener que denunciar comportamientos delictivos causados por menas.
 
 
Para Medina Perales, ese Centro MENA que ya existió en Lucena, que además estaba enganchado ilegalmente al suministro eléctrico, no servía para educar e integrar a los menores, sino todo lo contrario.
 
 
La noticia del regreso de los MENA a Lucena ha causado una honda preocupación en la ciudad. De hecho, más de 400 lucentinos se han puesto en contacto telefónico con Familias Amigas Españolas merced a la campaña informativa iniciada por este colectivo la semana pasada en nuestra localidad. También han recibido tres mensajes de whatsapp agresivos y amenazantes contra la asociación, a los que prefieren no contestar.
 
 
En esa campaña, señaló Medina Perales, lo primero que se pretende es exigir al Ayuntamiento de Lucena información clara y pormenorizada de cuál es el proyecto de Centro MENA que se quiere establecer en Lucena: si es lo que ya hubo hasta hace unos meses, “un aparcamenas” sin control donde imperaban el desorden y la indisciplina, o es el que marca normativamente la Junta de Andalucía desde fechas muy recientes, concretamente desde el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) número 150, de 6 de agosto del presente año.
 
 
Ahora bien, aunque se ajustara a lo estipulado en el mencionado BOJA, las cifras presupuestarias recogidas en esta disposición legal, de coste diario por MENA, no dan para diseñar un verdadero plan de integración porque no cubrirían el elevado presupuesto necesario para llevarlo a cabo para pagar monitores, educadores, vigilantes, servicios de cocina y limpieza y demás gastos, advierten desde Familias Amigas Españolas.
 
 
La asociación espera recibir toda la información que solicita una vez concluya el miércoles 11 de septiembre el plazo del que dispone la Fundación Samu para presentar un proyecto de Centro MENA, conforme al pliego de condiciones económico-administrativas aprobado en agosto por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Lucena para conceder durante cinco años a Samu el uso del módulo Abril del complejo municipal de Los Santos para ubicar en sus dependencias el centro.
 
 
Con esa documentación en la mano, Familias Amigas Españolas analizará si el proyectado centro se ajusta o no al BOJA, y si el Ayuntamiento tiene realmente capacidad jurídica y competencial para determinar las condiciones que supuestamente debería cumplir Samu para que se le conceda el edificio, que es otra cuestión por dilucidar.
 
 
En aras de la transparencia y del derecho a estar plenamente informado de todo lo que tiene que ver con el Centro MENA que asiste al pueblo de Lucena, Familias Amigas Españolas convocará oficialmente, con todas las de la ley, una primera movilización en nuestra ciudad, que será una concentración ciudadana en la Plaza Nueva el sábado 21 de septiembre, tres días antes del pleno ordinario correspondiente a este mes que la Corporación municipal celebrará el martes 24 de septiembre, una concentración “no contra nadie sino para pedir información y claridad” sobre el Centro MENA que se quiere abrir en Lucena.
 
 
Entre otros datos sobre qué son los menas, Medina Perales explicó que de estos menores que han entrado ilegalmente en nuestro país, el 60% proceden de Marruecos y que de todos los menas que llegan a España, también en un 60% están en Andalucía. Además del coste diario que supone su tutela por las comunidades autónomas, cuando cumplen 18 años reciben una paga mensual de 420 euros si han permanecido al menos durante seis meses en uno de estos centros antes de alcanzar la mayoría de edad. Con estos datos, “que no nos hablen de solidaridad”, apuntó.
 
 
Sobre este asunto, añadió Medina Perales, hay quienes “juegan con los sentimientos de la gente”, algo en lo que Familias Amigas Españolas no quiere entrar, pero que tampoco pueden obviarse ni ocultarse los datos ni los agravios comparativos con personas españolas en situación de necesidad que no disponen de ayudas de ningún tipo, con casos por ejemplo en Lucena de vecinos que no pueden pagarse la insulina que necesitan o la plaza en una residencia geriátrica.
 
 
La cruda realidad de los MENA y la problemática que parte de ellos genera puede comprobarse, entre otros lugares, en Algeciras, Melilla o Granada con sus “cocheras-mezquitas”, indican desde el colectivo.
 
 
En representación de la delegación en Lucena de Familias Amigas Españolas, Francisco Bueno reiteró que hay que saber muy bien qué se intenta abrir en Lucena, si el objetivo real es cuidar e integrar a esos menores “o que aprovechándose de ellos haya unos señores que se van a forrar”. No es admisible, añadió, que los centros MENAS estén “mal dirigidos” y “monten espectáculos denigrantes en toda España” estando a la espera de que “cumplan 18 años para que se vayan a la calle”. “Una cosa es que Lucena es y ha sido siempre solidaria y otra que quieran meternos con calzador este centro”, dijo Francisco Bueno.


Imprimir   Correo electrónico