El pleno revoca la autorización que Urbanismo concedió indebidamente al mercadillo de los domingos por ser ilegal su actividad

mercadillo ilegal domingos lucen apolvillaresEl pleno municipal del Ayuntamiento de Lucena, en su sesión ordinaria de agosto, ha aprobado la declaración de nulo derecho del acuerdo adoptado por el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo el 18 de diciembre de 2014, que autorizaba la celebración de un mercadillo dominical en suelo privado. Pero esa autorización nunca debió otorgarse según informe del secretario general del Consistorio ratificado hace escasas fechas por  el Consejo Consultivo de Andalucía, al no cumplir el citado mercadillo de los domingos los requisitos legales exigidos.
 
 
La Gerencia Municipal de Urbanismo concedió licencia hace cinco años para la apertura de este mercadillo los domingos y festivos. A principios de este año el Ayuntamiento abrió un expediente de revisión de oficio de dicho acuerdo adoptado en 2014 en Urbanismo, tras varios informes jurídicos de la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía y de la Secretaría de Estado de Comercio del Gobierno de la Nación, que consideraban nula dicha autorización al estar fuera de la legalidad el mercadillo.
 
 
Un informe del 10 de junio de 2019 del secretario general del Ayuntamiento de Lucena abogada por la nulidad de la autorización, porque la normativa autonómica sólo contempla la actividad de venta ambulante en mercadillos en suelo público, no en suelo privado. Este informe y el expediente de revisión de oficio fueron remitidos posteriormente al Consejo Consultivo de Andalucía, que el 23 de julio ratificó las conclusiones del secretario municipal favorables a declarar nulo de derecho el permiso municipal al mercadillo de los domingos.
 
 
Además, la propia ordenanza municipal de comercio ambulante del Ayuntamiento de Lucena, aprobada en 2010, restringía la práctica de esta actividad al suelo público, y no al privado.
 
 
En la anterior Corporación municipal, el concejal no adscrito Vicente Dalda denunció reiteradamente la ilegalidad del mercadillo de los domingos y la necesidad de su cierre inmediato, denuncia avalada por los citados informes de la Junta de Andalucía y de la Secretaría de Estado de Comercio y por otro informe del secretario general del Ayuntamiento fechado en octubre de 2018. Dalda también coordinó la recogida de firmas de más de un centenar de comerciantes de Lucena que rubricaron un escrito dirigido en diciembre del año pasado al alcalde Juan Pérez en el que exigían al primer edil el cierre de tal mercadillo por ser ilegal, argumentando que “los comerciantes de Lucena abajo firmantes manifestamos nuestra indignación por la  pasividad del equipo de gobierno de la ciudad al permitir que se siga manteniendo el denominado “mercadillo privado de Los Polvillares” a pesar de los informes del Secretario General del Excelentísimo Ayuntamiento de Lucena y de la Secretaría de Comercio del Ministerio de Economía en los que se deja clara la ilegalidad del mismo.  Queremos por el presente escrito dejar constancia del grave perjuicio que están sufriendo nuestros negocios, que sí cumplen con toda la normativa vigente, por la falta de decisión del Sr. Alcalde en este asunto y solicitamos se proceda a poner fin a esta injusticia”.
 
 
La petición y queja de los comerciantes lucentinos no fue recogida ni defendida por ninguno de los grupos políticos representados en la nueva Corporación surgida de los últimos comicios municipales en el debate sobre la nulidad de la autorización mantenido en el pleno de este jueves 8 de agosto.
 
 
Por parte de Izquierda Unida, su portavoz Miguel Villa anunció su voto contrario a aprobar la declaración de nulidad, porque en 2014 los informes técnicos municipales dieron su visto bueno a la autorización del mercadillo de los domingos, concretamente un informe del vicesecretario municipal y otro del responsable de disciplina urbanística del Consistorio que se apoyó en el informe del primero. A su vez, el secretario general no puso objeción alguna, indicó Miguel Villa. Después, otras instancias administrativas (Junta de Andalucía y Estado) emitieron informes que rechazaban la existencia del mercadillo por no cumplir las normativas, coincidiendo todos esos informes en que había que anular la autorización aunque esgrimiendo motivos diferentes para ello cada informe, añadió Miguel Villa.
 
 
Según Villa, a los técnicos municipales que sí avalaron en 2014 otorgar licencia al mercadillo hay que darle al menos la misma consideración que a los técnicos de las administraciones autonómica y estatal. Además, anular la autorización tendría “consecuencias dramáticas” y podría dar lugar a un contencioso-administrativo con los promotores del mercadillo porque estimasen lesionados sus intereses patrimoniales.
 
 
Desde Vox, su edil Antonio Hidalgo señaló que la Corporación debe asumir el dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía y declarar nula la autorización del mercadillo, lo que daría lugar, dijo, a un “cierre transitorio” mientras se busca “una solución para todos”, citando a los promotores, a los vendedores de ese mercadillo y a los usuarios del mismo de Lucena y de fuera. Vox manifestó su apoyo para que el mercadillo dominical siga funcionando.
 
 
El portavoz de Ciudadanos, Jesús López, comentó que éste es un caso “en el que se enfrentan la ley y la voluntad política”, retomando los argumentos que expresó el miércoles cuando anunció que su grupo votará a favor de la nulidad, solicitando que se redacte cuando antes una ordenanza municipal para regular la venta ambulante en suelo privado, posibilidad que contempla el Consejo Consultivo de Andalucía en su dictamen según recordó López, y recomendó de nuevo a los comerciantes de Lucena que pongan puestos en el mercadillo dominical.
 
 
Por el Partido Popular habló la concejala Rosario Valverde Herencia, quién adelantó que los populares no entrarían en el fondo de la resolución del Consejo Consultivo, “que es vinculante” y votarán sí a la anulación de la licencia del mercadillo de los domingos.  Valverde aclaró que el Consejo Consultivo no ha emitido informe alguno sobre la cuestión, sino que ha ratificado el informe del secretario general del Ayuntamiento que apostaba por la declaración de nulidad como habían hecho también otros informes previos de la Junta y de la Secretaría de Estado de Comercio.
 

La edil del PP recordó que la Dirección General de Comercio desaconsejó la pretensión del equipo de gobierno del PSOE de regular el mercadillo en suelo privado a través de una modificación de la ordenanza municipal del mercadillo en suelo público, por lo que los socialistas tuvieron que retirarla. Rosario Valverde manifestó que los informes jurídicos coinciden en señalar que el Ayuntamiento debía elaborar una ordenanza específica para la venta ambulante en terrenos privados, pero no sólo los emitidos después de que fuera autorizado el mercadillo dominical en diciembre de 2014 por la Gerencia de Urbanismo, sino incluso antes en un informe del vicesecretario municipal de 2013 y en otro informe jurídico de la Consejería de Turismo de 2014 anterior a la autorización.
 
 
Por su parte, el alcalde Juan Pérez contestó al PP que ese informe de la Consejería de Turismo fechado en 2014 no le llegó al Ayuntamiento hasta 2018 y defendió que en tres ocasiones el PSOE quiso aprobar una ordenanza para el mercadillo en suelo privado teniendo que retirarla porque los grupos de la oposición le advirtieron de que la tumbarían. Pérez acusó al PP de “ponerse de perfil” en el tema del mercadillo municipal oponiéndose los populares a que se modificara la ordenanza municipal del mercadillo en suelo público incluyendo en ella al de suelo privado en el pleno de abril de 2018.
 
 
Pérez y Valverde polemizaron a continuación sobre “llevar” en tres ocasiones a comisión informativa la propuesta de modificación de la ordenanza de venta ambulante, como dijo el alcalde, y que ésta fuera “dictaminada” en comisión, lo que negaba la edil popular.
 
 
Terció en la trifulca dialéctica el portavoz de IU Miguel Villa, diciendo que cualquier grupo político podría llevar a pleno una propuesta de ordenanza, a lo que Valverde le espetó si Villa pretendía “que la oposición le haga el trabajo al equipo de gobierno”. “Aplíquese el cuento, señor Villa”, sentenció Rosario Valverde.
 
 
Finalmente, el pleno aprobó la declaración de nulo derecho de la autorización concedida en 2014 al mercadillo dominical, quedando por tanto revocada, con los votos a favor de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox y en contra de Izquierda Unida.
 
 
 

Imprimir   Correo electrónico