El pleno da su visto bueno al estudio económico realizado por Aguas de Lucena que avala la implantación de un canon durante quince años para financiar las nuevas conducciones desde el manantial de Zambra a los depósitos de La Calzada

aguas de lucena tasasEl Ayuntamiento de Lucena continúa con la tramitación necesaria previa a la implantación de un canon municipal del agua, por si finalmente opta por esta fórmula de financiación de las obras de renovación de la conducción de agua potable desde el nacimiento de Zambra hasta los depósitos de La Calzada.

 

El último paso administrativo ha sido la aprobación en el pleno de abril celebrado esta semana del estudio económico redactado por Aguas de Lucena, una operación que ha contado con el voto favorable de los grupos de PSOE e IU, la abstención de Ciudadanos y la negativa de PP y Vox. Esta opción supondría financiar las obras de la nuevas conducciones, presupuestadas en 5.980.497 euros, con cargo a un canon que los usuarios de Aguas de Lucena pagarían en sus recibos durante 15 años con una cantidad inicial media de 1,8 euros mes (cuota tipo para una familia de 4 personas y consumo normal de agua), cifra que iría reduciéndose progresivamente durante el periodo de amortización del crédito.
 
Según recoge el informe aprobado, Aguas de Lucena distribuyó en 2020 un total de 3.469.901 m³ de agua, de los cuales 775.040 m³ procedieron de las captaciones y 2.694.861 m³ de las compras de agua. Ese dato del volumen extraído hace referencia a la cantidad de agua llegada a los depósitos de La Calzada, frente a 1.704.015 m³ aflorados en la captación de Zambra, por lo tanto se cifra en 928.975 m³ el volumen perdido a lo lardo de la conducción de 22 kilómetros, una infraestructura de  más de 60 años de antigüedad cuya sustitución ya se ha planteado desde hace varios años.
 
El estudio cuantifica en un 53,83% el rendimiento real de la red, de ahí que el año pasado Aguas de Lucena invirtiera en la compra de agua 1.021.879 euros, cantidad que viene en ascenso desde 2014, fecha inicial del informe. Con la proyección de datos hasta 2040, se prevé que la cantidad de agua procedente de la captación de Zambra cada año disminuya –bien porque aflora menos agua por motivos naturales, bien porque las roturas de la conducción irán a más—, generando así hasta 2040 un gasto añadido al ya mencionado de compra de agua de 5.498.863 euros.
 
Con estas cantidades, el informe concluye que la necesidad de financiación para este proyecto debe ser mediante un crédito a largo plazo. Se propone un crédito de 15 años, con un plazo de amortización de 13 años, considerando la disponibilidad de un periodo de carencia de dos años, imprescindible para adaptar las tarifas de los servicios, previamente a la imposición del canon, así como la ejecución de las obras necesarias.
 
El pleno aún tendrá que pronunciarse una vez más sobre la implantación del canon antes de su entrada en vigor, si esta vía de financiación fuera la finalmente elegida por el Ayuntamiento lucentino.