El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía confirma una sentencia que condena al Ayuntamiento de Lucena por acoso laboral a un agente de la Policía Local y Dalda exige responsabilidades a los jefes policiales, a Adame y a Pérez

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

El juzgado número 2 de lo Social de Córdoba ha condenado al Ayuntamiento de Lucena por falta de prevención de riesgos laborales y, derivado de ello, considera probado que se ha cometido un caso de acoso laboral o mobbing contra un agente de la Policía Local de Lucena por parte de sus superiores jerárquicos.


El Ayuntamiento de Lucena recurrió este fallo tanto ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía como ante el Consejo Consultivo de la Junta de Andalucía recibiendo el Consistorio un doble varapalo, pues el TSJA ha confirmado la sentencia del juzgado cordobés arriba citado y condena además al Ayuntamiento de Lucena a pagar las costas. Y el órgano consultivo autonómico, en el dictamen 0625/2018 fechado el 19 de septiembre de 2018 considera igualmente probado el acoso al policía local, según informaron esta mañana el edil no adscrito Vicente Dalda y un representante de la Asociación de Ayuda por Acoso Moral en el Trabajo (Anamib), quienes han estado apoyando y asesorando al agente a lo largo de los tres años que ha durado este asunto.


Dalda y Anamib vienen denunciando desde 2015 situaciones psicosociales que se estaban dando en la Policía Local. Anamib intervino también en otro caso de acoso labora en el Ayuntamiento lucentino a un maestro jardinero y en breve hará públicos otros casos de esta misma índole que se están dando en el Consistorio.

La sentencia del juzgado número 2 de lo Social reconoce una incapacidad laboral del agente consecuencia de la situación de acoso que ha sufrido, por lo que podría jubilarse ya con su sueldo íntegro iniciando una nueva vida lejos del ambiente donde le han estado dañando. Sin embargo, el agente ha pedido el reingreso en la Policía Local, lo que supone a juicio de Dalda un ejemplo de valentía y superación y de que al final la justicia y la verdad brillan. A propósito de ello, Dalda anima a los vecinos de Lucena a que no tengan miedo y no se rindan en sus pleitos y reivindicaciones ante el Ayuntamiento.

Además, Vicente Dalda exige al alcalde Juan Pérez que exija responsabilidades a los que maltrataron al policía local, a quienes lo consintieron y a quienes lo taparon, y que son, por este mismo orden según Dalda los superiores jerárquicos de la Policía Local, el concejal de Seguridad Francisco Adame  y el propio  alcalde Pérez, y que todos ellos paguen de su bolsillo el coste económico que para el Ayuntamiento de Lucena supone la sentencia judicial.

Sobre esta cuestión, el grupo municipal de Izquierda Unida ha solicitado la comparencia en sesión plenaria para dar explicaciones al concejal Adame y a la concejala de Personal, Teresa Alonso.