UGT utilizó la Casa del Pueblo que comparte con el PSOE en Lucena con objeto de fingir un falso alquiler para justificar la subvención que recibe de la Junta para cursos de formación, según una investigación judicial

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
La Unión General de Trabajadores de Andalucía (UGT-A) utilizó locales propiedad del Estado que están cedidos gratuitamente para su uso sindical para fingir el pago de falsos alquileres con los que justificar el gasto de las subvenciones que recibía de la Junta de Andalucía por impartir en ellos cursos de formación, según publica este martes la edición andaluza del diario EL MUNDO.

El rotativo de Unedisa señala que tal práctica está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla, dentro del procedimiento abierto por la presunta financiación ilegal de UGT Andalucía.

El propietario de dichos locales, según informa EL MUNDO, es el Estado, que por medio de la Ley 4/1986 de cesión de Bienes del Patrimonio Sindical Acumulado, los cede gratuitamente para que en este caso UGT lleve a cabo su actividad sindical. Se trata de una docena de locales, repartidos por todas las provincias de Andalucía menos Almería. De esos doce locales, siete son Casas del Pueblo que UGT comparte con el PSOE. Una de ellas es la Casa del Pueblo que ugetistas y socialistas comparten en Lucena, ubicada en la calle San Pedro, indica EL MUNDO. Pueden leer la noticia completa aquí.