Cruz Roja atiende en la ola de frío a cincuenta personas sin hogar en Córdoba, Priego y Lucena

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Alrededor de medio centenar de personas sin hogar son atendidas cada noche por la Unidad de Emergencia Social (UES) de Cruz Roja durante estos últimos días en los que el frío se ha recrudecido en Córdoba y provincia.

Durante las salidas, que se producen las noches de los martes, jueves y sábados, el voluntariado de la institución humanitaria ofrece a la población sin techo comida y bebida reparadora, sacos de dormir y apoyo humano, si bien en periodos de ola de frío como el actual se añaden en el reparto prendas de abrigo tales como pantalones, polares, chubasqueros o zapatillas.

Además de la capital, la entidad tiene activa la UES en Lucena y Priego de Córdoba, municipios donde las rondas nocturnas del voluntariado se llevan a cabo una vez a la semana.

Aunque el perfil mayoritario entre la población indigente atendida por la organización sigue siendo el de un hombre de entre 35 y 50 años de nacionalidad española y con problemas de salud mental añadidos, estas fechas se caracterizan sobre todo por la gran fluctuación de personas que, de una noche a la siguiente, el personal de Cruz Roja se encuentra en la calle, debido a la movilidad provocada por la campaña agrícola.

Como complemento a las salidas de la Unidad de Emergencia Social, la institución humanitaria tiene previsto realizar este año todos los meses talleres para personas sin hogar sobre temáticas muy diversas, desde primeros auxilios hasta hábitos de higiene, pasando por prevención de enfermedades de transmisión sexual, fotografía o pintura. De igual modo, organizará durante el año varias visitas culturales y de ocio para este colectivo.

Con financiación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta, el voluntariado de Cruz Roja busca con esta labor servir de enlace para intentar, en la medida de lo posible, integrar al colectivo de personas sin hogar en la red de asistencia normalizada, con objeto de promover así su inclusión en la sociedad.

A día de hoy, son alrededor de 60 las personas que participan como voluntarias en este programa, que se realiza en coordinación con el resto de entidades que conforman la Red CO-HABITA de atención a personas sin hogar, de la que también forman parte Adeat, Fundación Prolibertas, Cáritas y el propio Ayuntamiento de Córdoba.
La labor de la institución con la población ‘sin techo’ se completa con el proyecto que, con financiación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, busca ofrecer a este colectivo ayudas para el alquiler, cobertura de necesidades básicas y apoyo para la búsqueda de trabajo, en coordinación con el Plan de Empleo de la organización y el programa ‘Andalucía Compromiso Digital’ promovido por la Junta de Andalucía y gestionado también por Cruz R