El sector oficialista de Juan Pérez impide que el ala crítica del PSOE de Lucena pueda defender una candidatura alternativa a concejales en la asamblea local de los socialistas lucentinos

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 16
MaloBueno 
El PSOE de Lucena ha celebrado este viernes una asamblea local para votar en listas abiertas a los candidatos a concejales que conformarán la candidatura que los socialistas presentarán a los comicios municipales del 26 de mayo.

Esta modalidad de elección es novedosa en el PSOE y es un primer paso para la confección de la lista que será definitiva en marzo cuando sea aprobada por los órganos de dirección del Partido Socialista en Andalucía.

En esta asamblea no se elegía al candidato a la Alcaldía, que ya está designado y será nuevamente Juan Pérez. Para cambiar de candidato, tendría que haberse convocado una asamblea al efecto y que otro aspirante alternativo hubiera alcanzado el 51% de los votos, pero dicha asamblea específica para determinar al alcaldable no ha tenido lugar.

El sector crítico del PSOE lucentino, que aglutina a un tercio de la militancia, había presentado una lista de candidatos a concejales alternativa a la lista oficial propuesta por el secretario general de la agrupación local, alcalde y candidato a la reelección, Juan Pérez.

Sin embargo, el presidente de la mesa electoral, César del Espino, fichaje de Pérez para la candidatura socialista del 26 de mayo, ha impedido que los representantes del ala crítica tomaran la palabra para defender su lista.  

Según denuncia desde el sector crítico el militante Antonio Sánchez Villatoro, César del Espino no les ha dejado hablar “porque no le ha dado la gana”, ya que carece de respaldo estatutario para denegar a nadie que defienda una candidatura que legítimamente concurre a un proceso electoral interno del PSOE.

En opinión de Sánchez Villatoro, lo ocurrido este viernes supone que “el PSOE de Lucena ha dejado de ser un partido democrático”.  

Ante la maniobra obstruccionista y censora  de César del Espino, los críticos optaron por retirar su candidatura y marcharse de la Casa del Pueblo y anuncian que impugnarán el resultado de esta votación.

Debuta con polémica César del Espino en la actividad política y en el PSOE, porque además el sector crítico no sabe si Del Espino está o no afiliado al partido. De no estarlo no podría haber presidido la mesa electoral. Y los críticos no pueden saber si el también presidente de la Peña Flamenca de Lucena es militante o no porque Juan Pérez y su aparato oficial no les permiten acceder al censo de afiliados, otra irregularidad manifiesta y antidemocrática según el colectivo de críticos del PSOE local.