El pleno municipal aprueba multar con 8.000 euros a la empresa concesionaria del servicio de ayuda a domicilio Servisar por incumplimiento de contrato

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El pleno del Ayuntamiento de Lucena ha decidido, en sesión extraordinaria convocada con un solo punto, sancionar a la empresa adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio -Servisar Servicios Sociales SL- con la cantidad de 8.000 euros por dos faltas graves y otra leve en el cumplimiento del contrato que le une al Consisitorio lucentino.

La Corporación Municipal, con los votos favorables de todos los grupos municipales y el único voto en contra del concejal no adscrito, Vicente Dalda, ha decidido resolver con esta sanción económica el expediente abierto a raíz de la denuncia del grupo de Izquierda Unida ante los reiterados, en su opinión, incumplimientos de Servisar desde que asumió la gestión de la ayuda a domicilio en 2017.

La cantidad de 8.000 euros a pagar por la empresa responde a las faltas detectadas por la técnico municipal instructora del expediente de sanción, que según lo estipulado en el propio pliego de contratación ha calificado con dos faltas graves y una leve algunos de los aspectos denunciados por IU, de modo que dejaba a expensas de la Corporación la cuantía definitiva de la sanción que podría ser, normativa en mano, de hasta 21.000 euros.

El informe técnico considera falta grave el incumplimiento del control de presencia para las auxiliares mediante etiquetas de radiofrecuencia NFC adheridas en los domicilios de los usuarios y el incumplimiento de algunas de las medidas recogidas y propuestas en el Plan de Conciliación por la empresa. Como falta leve, se recoge la demora en tres meses de la contratación de trabajadores sociales a la que estaba obligada la adjudicataria.  

Según los razonamientos expuestos en el pleno, tanto el PSOE como el PP y Ciudadanos han considerado probados los incumplimientos señalados por la instructora, considerando como “proporcional” la sanción, aprobada finalmente, de 8.000 euros una vez que se han atendido las justificaciones aportadas por la empresa a partir del informe técnico que todos los grupos han dado por bueno.

Por su parte, desde IU, aún compartiendo dicho informe, se ha manifestado que otros posibles incumplimientos no se han valorado y ha apuntado a que el ahorro económico obtenido por la empresa podría ser mayor a la sanción fijada, razón que le ha servido al concejal no adscrito para defender su voto en contra. Todos los grupos han señalado que la satisfacción del servicio prestado es amplia tanto entre los usuarios como entre los propios trabajadores.

Con independencia de esta sanción, la concejal de Servicios Sociales y Salud ha informado durante su intervención que el Ayuntamiento continúa trabajando en la nueva licitación del servicio de ayuda a domicilio una vez que se decidió no prorrogar el contrato suscrito hace ahora dos años con la empresa Servisar.