Izquierda Unida exige responsabilidades políticas a Alonso y al “ausente” Pérez por la ilegalidad del procedimiento para abrir la bolsa de trabajo de limpieza y sospecha que el PSOE maniobró para crearla vulnerando la normativa

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Un informe técnico del Ayuntamiento de Lucena considera nulo el procedimiento selectivo de personal para una bolsa de trabajo para la limpieza, cuya legalidad fue cuestionada en sendos recursos por Izquierda Unida y un grupo de afectados.
La nulidad se debe a lo siguiente. La Comisión de Contratación convocada a las 16:00 horas del viernes 23 de  noviembre no tenía en su orden del día ningún punto para la creación de dicha bolsa de trabajo. A este organismo colegiado estaban convocadas doce personas, entre representantes sindicales y políticos, pero sólo acudieron cinco: cuatro concejales del PSOE y una del PP. La falta de quórum dio lugar a una segunda convocatoria media hora después en la que se presentó y se aprobó como punto de urgencia la creación de la citada bolsa. Sin embargo, el reglamento que rige la Comisión de Contratación prohíbe presentar puntos por vía urgente si no asisten a la sesión la mayoría absoluta de sus miembros, al menos siete, lo que hace según el informe municipal arriba reseñado que la creación de la bolsa y todas las acciones subsiguientes a ella relativas sean nulas de pleno derecho.

IU ha valorado esta mañana que ese informe le dé la razón. Su edil Carlos Villa Sánchez recordó que esta formación ya advirtió a la concejal de Personal, Teresa Alonso, que aplazase la selección por haberse cometido irregularidades, a lo que la edil socialista hizo caso omiso acusando a IU de actuar “por motivos personales y electoralistas”. A esta acusación responde Carlos Villa que el PSOE es “campeón” en electoralismo como recientemente se pudo comprobar cuando la Junta de Andalucía licitó el proyecto de centro sociosanitario el martes 20 de noviembre, doce días antes de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre.

Según Villa, lo que movió a Izquierda Unida a recurrir el procedimiento de selección fue “que tuviera garantías jurídicas suficientes” para los 900 personas participantes. Carlos Villa calificó de “metedura de pata” la gestión en este tema de Teresa Alonso a la que instó a “asumir su responsabilidad política”. Villa indicó que el lugar de examen para los aspirantes a entrar en la bolsa “se cambió por redes sociales” y que él mismo recibió un correo electrónico del Ayuntamiento pidiéndole que “si yo conocía a alguien” que se fuera a presentar a la prueba le avisase del nuevo emplazamiento donde se celebraría.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de IU, Miguel Villa Luque, tildó de “desafortunado desacierto” la gestión de Alonso “y de un alcalde que no ha dicho esta boca mía”, en alusión a Juan Pérez, de quien IU se pregunta si sabe realmente lo que ha ocurrido en este tema.

En opinión de Miguel Villa, Teresa Alonso está “obsesionada” con IU y en particular con él, “porque centra sus disparos en mi persona”. Villa reconoció que Izquierda Unida no acudió a la polémica Comisión de Contratación del 23 de noviembre, tal y como les ha echado en cara Alonso, pero que tampoco asistieron Ciudadanos, el concejal no adscrito Vicente Dalda, dos de los tres miembros del PP y ninguno de los representantes sindicales de UGT y Comisiones Obreras.

A IU le llama la atención que sí acudieran disciplinadamente los cuatro concejales del PSOE integrantes de este órgano colegiado, y que uno de ellos, José Cantizani, con amplia experiencia municipal a sus espaldas tras doce años como concejal en tareas de gobierno (delegado de Policía Local, Obras, Hacienda, primera tenencia de Alcaldía), no advirtiese a sus compañeros de que en un órgano colegiado reunido extraordinariamente en segunda convocatoria por falta de quórum en la primera no podían tratarse ni aprobarse puntos de urgencia al no cumplirse el requisito del reglamento que obliga a que haya mayoría absoluta de integrantes para admitir puntos por vía urgente.

Por todo ello, IU “sospecha” que lo ocurrido en la mencionada Comisión fue una maniobra planificada por el PSOE para, saltándose la legalidad, crear la bolsa de trabajo de limpieza.

Miguel Villa insistió en la responsabilidad política de Alonso y del alcalde “ausente” Pérez y lamentó que desde que se emitiera el 16 de enero el informe que invalida la bolsa de trabajo, Alonso no haya salido a la palestra pública a dar explicaciones ni a anunciar la convocatoria de un nuevo proceso de selección esta vez “legal”. Villa reprochó además a Alonso “su desprecio” por el centenar de inscritos en e proceso de selección que presentaron un recurso, a los que Alonso ha respondido “de manera personal” en un escrito “de cuatro párrafos” rechazando el recurso pero sin informares cómo, cuándo y ante quién podrían recurrir esta decisión de la concejala.

Para el portavoz de IU, “ya es hora de que Teresa Alonso asuma la responsabilidad de largarse” tras cuatro años de gestión al frente de la concejalía de Personal en los que se ha dedicado a traer a los trabajadores municipales “malos ratos, desunión y fracaso”.  Villa cree que “el carácter de Teresa Alonso no es capaz de reconocer sus fracasos ni de rectificar lo que se le hace ver que está mal”. Este comportamiento de Alonso provoca también desprestigio para el Ayuntamiento perjudicando a políticos y funcionarios, añadió Miguel Villa.

Izquierda Unida cifró en unos 4.000 ó 5.000 euros el coste que para las arcas municipales ha supuesto el procedimiento selectivo ahora anulado, por las decenas de horas de trabajo invertidas por la treinta de funcionarios intervinientes más las horas dedicadas por el tribunal examinador.

 

Usuarios conectados

Tenemos 2073 invitados conectado