El protocolo secreto entre el SAS y el alcalde Pérez contempla que el Ayuntamiento no recurrirá a los tribunales si la Junta incumple su compromiso de construir un nuevo centro sanitario en Lucena

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
El concejal no adscrito Vicente Dalda ha denunciado el contenido del protocolo general suscrito el 13 de noviembre entre la directora gerente del Servicio Andaluz de Salus (SAS), dependiente de la Junta de Andalucía, Francisca Antón Molina,  y el alcalde de Lucena, Juan Pérez, en relación al proyectado nuevo centro sanitario en nuestra ciudad.

Dalda critica en primer lugar el secretismo y la falta de transparencia del acuerdo, puesto que inicialmente Pérez y todos los grupos políticos representados en la Corporación lucentina, a excepción de Dalda, acordaron ocultar a la ciudadanía la existencia de este protocolo no haciéndolo público hasta después de las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019, e igualmente, el protocolo no sería sometido a votación por el pleno municipal hasta después de esos comicios locales.

Sin embargo,  finalmente esta componenda secreta dentro de la Corporación municipal no se materializará porque el protocolo irá al pleno este martes 18 de diciembre, indicó Vicente Dalda.

Por otro lado, Dalda alerta de que el protocolo incluye una cláusula que proteje a la Junta de posibles acciones judiciales del Ayuntamiento si la Administración autonómica incumple dicho protocolo, pues en la misma se descarta recurrir en cualquier caso a la vía jurisdiccional.

En concreto, la cláusula dice así: “Resolución de discrepancias: las partes se comprometen a resolver de manera amistosa, en el seno de la Comisión de Seguimiento, las discrepancias que puedan surgir sobre la interpretación, cumplimiento, desarrollo, resolución y efectos que pudieran derivarse de la aplicación del presente protocolo general, ya que no procederá su sometimiento a la vía jurisdiccional”.

El objeto de dicho protocolo general de actuación es, según puede leerse en el documento, establecer el marco general de colaboración entre el SAS y el Ayuntamiento de Lucena para mejorar la prestación de la atención especializada mediante la construcción de un nuevo centro sanitario.

Sus líneas de actuación consisten en la adecuación de las infraestructuras de la parcela, la redacción de los proyectos técnicos necesarios para la construcción de un nuevo centro sanitario y la ejecución de las obras del mismo.

En cuanto a obligaciones de cada parte, el Ayuntamiento de Lucena tendrá que dotar a la parcela de suministro de agua potable, con caudal y presión suficiente; de suministro de energía eléctrica con potencia suficiente, así como evacuación de aguas de a la red pública y dotación de red de telefonía, además de desplazar la línea de alta tensión fuera de la parcela y eximir de tributos al nuevo centro sanitario una vez que el bien pase a integrar el patrimonio autonómico.

Por su parte, el SAS contratará, con cargo a su presupuesto, la redacción del estudio geotécnico y topográfico del terreno y la redacción del proyecto de ejecución y dirección de obra para la construcción del centro sanitario. Asimismo, una vez redactado el proyecto de ejecución, será supervisado por la Oficina Técnica de Supervisión de Proyectos del SAS, el cual seguidamente procederá a contratar, con cargo a su presupuesto, la ejecución de las obras para a su finalización equipar el centro y dotarlo del personal sanitario y no sanitario necesario.