El Ayuntamiento abre expediente sancionador a la empresa concesionaria del Servicio de Ayuda a Domicilio por incumplimiento de contrato

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El pleno municipal del Ayuntamiento de Lucena ha aprobado la propuesta de IU de iniciar expediente sancionador a la empresa adjudicataria del servicio de Ayuda a Domicilio, Geriatros-SARquavitae, a la vista del informe técnico emitido por la responsable del contrato, donde se aprecian incumplimientos por parte de la empresa de los compromisos que ofreció para ganar el proceso de licitación de este servicio y obtener la concesión de su prestación en Lucena.
En el debate suscitado en la sesión plenaria a raíz de esta propuesta, el edil no adscrito Vicente Dalda señaló que no se puede consentir que una empresa haga promesas para lograr más puntos en un concurso público y luego no cumplirlas. Dalda señaló no obstante que se trataría no de incumplimientos graves que afecten al servicio y a sus usuarios, sino de “pequeños incumplimientos” de carácter leve.

Desde el Partido Popular recordaron al equipo de gobierno que el contrato del Servicio de Ayuda a Domicilio no es el único que está bajo sospecha por incumplimientos, hay otros que están siendo revisados por los populares, que se quejaron, como por ejemplo del contrato de la iluminación de feria que hace dos meses pidieron al alcalde para investigarlo y todavía Pérez no se lo ha facilitado.

La concejal de Servicios Sociales, Teresa Alonso, argumentó que el “trabajo se estaba haciendo bien” por parte de la empresa, que las trabajadoras “están contentas con las condiciones laborales”, y que la técnico municipal responsable del contrato lo estaba estudiando para determinar los posibles incumplimientos. En función del informe que emita el expediente abierto hoy por el pleno puede dar lugar a una sanción, o a una llamada de atención, o puede quedar en nada.

En nombre del grupo proponente de IU, el concejal Carlos Villa señaló dos incumplimientos muy claros a su juicio, en la memoria de calidad y en el plan de conciliación del citado Servicio de Ayuda a Domicilio. Villa recordó que precisamente por incumplir con determinados requisitos otra empresa fue excluida de la licitación de esta prestación, y ahora hay “una doble vara de medir” con la concesionaria.

El edil Vicente Dalda intervino en otro turno de palabra indicando que si bien es cierto que el contrato y su seguimiento tienen unos responsables técnicos municipales, éstos a su vez dependen de una responsable política superior que es la concejal de Servicios Sociales. No puede ser, dijo Dalda, que los fracasos y errores sean de los técnicos y los éxitos de los políticos.


MUER