Policía Local atribuye las afirmaciones de USO sobre el agente apercibido a una “burda manipulación”

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
La Delegación de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Lucena ha querido salir al paso de las afirmaciones hechas por el sindicato USO respecto al apercibimiento realizado a un agente de la Policía Local por el uso indebido del uniforme oficial fuera de sus turnos de trabajo. Dicha advertencia se justifica por el incumplimiento del artículo 41 del Reglamento de Organización y Servicios de la Policía Local y no por la vinculación del agente apercibido con un caso de supuesto acoso laboral como se desprende del comunicado remitido a prensa por USO.

Desde la dirección de la Policía Local, se ha anunciado que este apercibimiento fechado en los primeros días de octubre no es el primero que se produce en la plantilla. De hecho, el propio agente ya fue objeto de otra advertencia verbal hace años, en el pasado mandato municipal, también por el uso indebido del uniforme oficial. Es más, la Policía Local de Lucena anuncia que este mismo año otro agente de este cuerpo también ha sido apercibido por la utilización de dispositivos no oficiales durante sus turnos laborales. En ningún caso, el apercibimiento ha acabado en la apertura de un expediente disciplinario.

Ante estos hechos, obviados por USO en su comunicado, el delegado de Seguridad Ciudadana, Francisco Adame, ha calificado de “burda manipulación” las palabras del sindicato queriendo vincular dos cuestiones que “nada tienen que ver entre sí”, atribuyendo este comportamiento a “la permanente estrategia de USO de pretender hacer daño a la institución municipal”. “La actitud de este sindicato clama al cielo, faltando permanentemente a la verdad”, ha reconocido Adame, que ha añadido que “al menos queda el consuelo de que USO sea un sindicato residual, alejado de la mayoría de los trabajadores que no quieren ser cómplices de su  comportamiento”.

El edil lucentino ha querido remarcar que “el apercibimiento es procedente porque a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tienen el mismo debe de hacer un buen uso de su uniforme”, por lo que “confío en que surta efecto” ya que es “difícil de seguir defendiendo que un policía no quiera cambiarse de ropa cuando acaba su turno como dice la lógica y como hacen, dicho sea de paso, sus 75 compañeros de la Policía Local de Lucena”.

Por último, Adame ha hecho alusión a la confusión que se crea entre algunos ciudadanos cuando ven a un Policía Local medio uniformado que “no saben si está trabajando o no”, dando pie a “malentendidos que pueden evitarse con una simple actitud responsable”.