Dalda denuncia que los partidos han cambiado la normativa municipal para ocultar a los ciudadanos en qué gastan las subvenciones que reciben el Ayuntamiento, como gastos electorales del PSOE, comidas del PP y el alquiler de las sedes de Ciudadanos e IU

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
El concejal no adscrito Vicente Dalda ha presentado una moción al pleno de la Corporación lucentina para que éste órgano pida la contabilidad de las subvenciones que los grupos políticos municipales del PSOE, PP, Izquierda Unida y Ciudadanos reciben del Ayuntamiento para sufragar los gastos de funcionamiento de dichos grupos.

Dalda denuncia que estas formaciones llevan dos años sin informar públicamente en el pleno de en qué gastan el dinero que perciben del Consistorio en concepto de subvención. Anteriormente, lo habitual según determinaban las bases de ejecución del presupuesto municipal de cada año era que, al mes siguiente de terminar un semestre, los grupos diesen cuenta mediante facturas y justificantes ante el plenario municipal de en qué gastaron las asignaciones que, por concejal y por grupo, reciben para pagar los gastos originados como grupos politicos en su labor institucional de oposición en el Ayuntamiento de Lucena.

Lo tradicional era que esa rendición de cuentas fuese un mero trámite en el pleno sin que ningún grupo cuestionara gasto alguno de otro, hasta que en el actual mandato corporativo Vicente Dalda empezó a preguntar por gastos que a su juicio no eran de funcionamiento de los grupos municipales en su trabajo opositor, sino gastos de partido totalmente ajenos a dicha función, y por tanto indebidos a su juicio, tales como el alquiler de locales como sedes de IU y Ciudadanos, gastos de campaña electoral del PSOE, el contrato del grupo municipal socialista con su propio partido para entregarle la subvención municipal y facturas en comidas del PP.

Dalda cree que sus preguntas y críticas en este sentido molestaban a los citados partidos políticos, que para evitarlas y ocultar a la ciudadanía tales gastos injustificados denunciados por el edil no adscrito, maniobraron conjuntamente para impedirlo con la siguiente argucia. En 2017 y 2018 modificaron las bases de ejecución de los presupuestos municipales de esos ejercicios, sustituyendo la obligación de rendir cuentas semestralmente al pleno por la trampa de que “pondrán a disposición del Pleno de la Corporación (las cuentas de sus gastos como grupos municipales a cargo de la subvención consistorial), siempre qué éste lo pida”.

Según los datos ofrecidos por Dalda, el montante de las subvenciones municipales otorgadas a los grupos municipales en 2017 ascendió  a 37.920 euros, y otra cantidad igual en 2018, lo que suma en total 75.840 euros.

Ocultar el gasto de esa cantidad global por parte de PSOE, PP, IU y Ciudadanos vulnera bajo el criterio de Dalda la legislación nacional y autonómica. Así, “de las subvenciones a los grupos políticos de la Corporación, en virtud de lo que prescribe la Ley de Transparencia 19/2014 de 29 de diciembre y por ser esta Ley un derecho irrenunciable de todos los vecinos; en su artículo 3 y concordantes señala que las entidades subvencionadas deberán presentar las cuentas pormenorizadas del empleo de ese dinero. En términos parecidos se pronuncia la Ley de Transparencia de Andalucía 1/2014 de 21 de junio sobre la obligación de suministrar obligación”, según cita en el texto de su moción.

Sin embargo, los grupos municipales llevan dos años escamoteando esta obligación, creando además por ello un agravio comparativo porque a las asociaciones y colectivos locales que tienen subvención municipal sí que se les exigen que justifiquen debidamente con facturas hasta el último céntimo, y si alguna factura no pasa la fiscalización de la Intervención municipal, es rechazada.

Dalda recordó que mientras tuvo grupo municipal en la Corporación municipal fue el único que presentó sus cuentas al pleno previo examen de la Intervención, cosa que ni hacían ni por lo visto hacen los restantes grupos.

En su moción, Dalda solicita que se haga entrega al plenario del desglose y la justificación del gasto mediante facturas del destino dado al dinero público percibido por los grupos municipales, y que esa información sea publicada en el portal de transparencia del Ayuntamiento de Lucena.