El pleno aprueba una subvención de 35.000 euros anuales al Centro Comercial Abierto

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El plenario de la Corporación municipal, en su sesión ordinaria de septiembre, aprobó un convenio con la Asociación Eliossana Centro Comercial Abierto, mediante el cual el Consistorio subvencionará actividades de promoción del CCA durante los próximos cuatro años.
Para el primero de ellos, 2018, el Ayuntamiento sufragará 29.403 euros, prorrogándose el convenio anualmente salvo denuncia de las partes por un periodo máximo de cuatro años y por cuantía de 35.000 euros anuales.

El punto fue aprobado por PSOE, PP, Ciudadanos e Izquierda Unida, votando en contra el edil no adscrito Vicente Dalda, no porque se opusiera al acuerdo, sino por haber sido excluido por socialistas y populares de la comisión de seguimiento del convenio que constituirán el Ayuntamiento y el Centro Comercial Abierto.

Dalda denunció que PSOE y PP se han puesto de acuerdo para marginarle de este tipo de órganos municipales y acusó “al líder de la oposición”, como suele referirse al portavoz municipal del Partido Popular, Francisco Huertas, de ser la “muleta” del Partido Socialista.

Respecto a los otros dos grupos, Dalda agradeció a IU que apoye su inclusión en todas las comisiones como la citada que se pongan en marcha en la Casa Consistorial y reprochó a Ciudadanos que “como siempre” se lave las manos.

Huertas replicó a Dalda que “es vergonzoso que esté ahí sentado porque no representa a nadie” tras haberse marchado de su partido político y “por coherencia” con dicho argumento “no queremos que pertenezca a ninguna comisión”.

Por su parte, la nueva portavoz del grupo municipal socialista, Teresa Alonso, se sumó a las palabras de Huertas e igualmente le recriminó que hubiera abandonado la formación política en la que militaba, a lo que Vicente Dalda respondió que nunca militó en ella dado que figuraba como independiente en la papeleta electoral, y recordó que se fue para no acceder a las pretensiones de su partido de financiarse con dinero de la subvención otorgaba al grupo municipal para gastos de funcionamiento, práctica que en cambio según Dalda sí que realizan los demás grupos municipales representados en la Corporación lucentina.