Pérez financiará con fondos Edusi el comedor escolar del Virgen de Araceli y Dalda le califica de “doble tramposo” por rechazar la semana pasada una propuesta suya para que el Ayuntamiento lo construyera sin esperar a la Junta

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha anunciado que el Ayuntamiento afrontará la construcción del comedor escolar del colegio Virgen de Araceli sufragando los 147.000  euros en los que está presupuestado con cargo a los fondos comunitarios Edusi que el Consistorio recibirá de la Unión Europa.

Con dichos fondos se pagarán también la construcción de un pabellón deportivo en la zona oeste de Lucena y la renovación del césped artificial en uno de los campos de fútbol del Patronato Deportivo Municipal (PDM), como hizo público en mayo el primer edil.

Los fondos Edusi son finalistas, es decir, deben destinarse a proyectos concretos y específicos, pero es el gobierno municipal encabezado por el alcalde quien está facultado para elegir en qué proyectos invertir este dinero de la UE sin necesidad de aprobación por parte del pleno de la Corporación municipal, y por tanto, sin necesidad del voto favorable de la oposición dada la minoría política del PSOE como sí ocurriría si esta obra se acometiese con recursos propios del Ayuntamiento.

Al respecto, el concejal no adscrito Vicente Dalda ha mostrado su alegría porque se edifique el comedor reivindicado por el Virgen de Araceli y considerado “prioritario” por la comunidad educativa lucentina, si bien ha criticado también  a Pérez.

Dalda tildó primero de “tramposo” al alcalde por haberse comprometido inicialmente a que el Ayuntamiento costearía el comedor en lugar de la Junta, cuando el alcalde no podía sumir tal compromiso sin contar con el respaldo de al menos una parte de la oposición, ya que el gobierno local socialista está en minoría.

Y posteriormente, en el pleno de mayo celebrado el pasado martes 29, Dalda presentó de urgencia una moción para desbloquear la situación creada por el PSOE, al prometer sin respaldo de la Corporación que el Ayuntamiento construiría la infraestructura, y por la moción conjunta de PP, IU y Ciudadanos que se oponía a esto si la Junta no suscribía un convenio con el Consistorio garantizando que reembolsaría al Ayuntamiento el dinero que emplease en construir el comedor, efectuando la devolución en el plano no superior a un año.

La propuesta de Dalda instaba al Ayuntamiento a empezar ya por su cuenta la edificación del comedor y luego pedir a la Junta que le reintegrase su coste, y de negarse la Administración autonómica, que el Consistorio reclamara a la Junta en los tribunales el reintegro de la cantidad invertida. La moción del edil no adscrito fue rechazada por PP, IU, Ciudadanos y también por el PSOE, por lo que Dalda llama además a Juan Pérez “doble tramposo” por votar en contra de algo que pensaba hacer o decidir unos días después, lo mismo que pedía Dalda: que el Ayuntamiento asuma la financiación  para hacer realidad cuanto antes el comedor y que esté operativo el próximo curso.