El pleno pide la dimisión de Morales por las irregularidades en las contrataciones musicales de Feria del Valle, o que Pérez la destituya, o ambos serán reprobados por la Corporación como responsables políticos por utilizar indebidamente su autoridad

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

En el dictamen de la comisión de investigación aprobado por los grupos de la oposición sobre los contratos de actuaciones musicales en la Feria del Valle y las Fiestas Aracelitanas, figuran, tras los “hechos acreditados” y “el relato real” de lo ocurrido según los comisionados, cinco propuestas:

La primera, que el pleno acuerde solicitar la dimisión de María del Mar Morales Martínez, concejala delegada de Fiestas, como acto de asunción de su responsabilidad política en los hechos investigados.

En segundo lugar, si Morales se aferra al cargo y no accede a la petición formulada por el pleno, “solicitar del Sr. Alcalde, que por las razones expuestas, la cese de sus funciones y competencias como concejala delegada de Fiestas”.

Y si resultara que ni “la Sra. concejala de Fiestas asuma su responsabilidad política dimitiendo, ni el Sr. Alcalde en tal caso la cese, considerar a ambos responsables políticos de la utilización indebida de la autoridad legítima que ostentan para fines para los que no les fue otorgada y proceder a la reprobación tanto del señor Alcalde como de la Sra. Morales por su responsabilidad política compartida en los hechos”.

La cuarta propuesta consiste en que “a la vista de que se han apreciado indicios de irregularidades y tramitándose Diligencias Previas por los mismos hechos ante el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Lucena, se confiera traslado al mismo del presente dictamen una vez sea aprobado por el pleno”.

En quinto y último lugar,  “con el objetivo de mejorar los procedimientos de contratación, en estricto cumplimiento de la normativa de Contratación Pública, la comisión propone al pleno la elaboración de un protocolo de actuación de los procedimientos y la elaboración de un manual de buenas practicas de gobierno. Una vez establecido el protocolo y confeccionado el manual, se entregue copia del mismo a todos los Jefes de Servicio de este Ayuntamiento y a todos los miembros de la Corporación”.

En el debate celebrado en el pleno municipal de este 29 de mayo, previo a la votación del dictamen, ningún grupo municipal ni el concejal no adscrito quisieron hacer uso de la palabra en su primer turno de intervención.

Ya en el segundo, el edil Vicente Dalda señaló que “me he limitado a cumplir mi obligación como concejal” poniendo en conocimiento de la Justicia unos hechos que pudieran ser constitutivos de delito, al haber presentado denuncia ante la autoridad judicial tras hacer públicas el PP posibles irregularidades en las contrataciones de actuaciones musicales por parte de la delegación de Fiestas.

Dalda añadió que en el ámbito municipal, los poderes ejecutivo y legislativo están unificados porque es el pleno de la Corporación quien legisla por medio de ordenanzas y otras disposiciones y luego las ejecuta, y que ese poder unificado y la vida política “deben estar sujetos al poder judicial”.  El concejal explicó que, a causa del contenido de un comunicado del PSOE de Lucena sobre este asunto, decidió personarse en el procedimiento judicial y que, aunque ha formado parte de la comisión de investigación, respecto a su dictamen opta por abstenerse por estar personado en el citado procedimiento abierto en el juzgado.

En otro momento del debate, Dalda criticó que Miguel Villa (IU) se felicitara por “el sigilo” en el que ha trabajado la comisión, abogando en cambio porque se conozca no sólo el dictamen sino todo el proceso de investigación, cuya finalidad, dijo Vicente Dalda “no es juzgar sino hacer un ejercicio de transparencia e informar a los ciudadanos de lo que ha sucedido”.

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Miguel Villa, matizó que sigilo no quiere decir falta de transparencia, y que una vez aprobado por el plenario, el dictamen de la comisión de investigación pasará a ser un “documento público”. Villa reprochó al PSOE que haya perdido “tres ocasiones de explicar en el pleno por qué se pidió un solo presupuesto” para las actuaciones musicales de la feria “a varias empresas que mantenían relaciones de parentesco y terminaron en tres contratos inferiores a 1.800 euros”. Miguel Villa añadió que “todo apunta a la voluntad del PSOE de beneficiar a un miembro de su partido”, de “hacer una ficción para llegar a ese fin y una simulación de una concurrencia”.

Según Villa, el PSOE tendría que estar “triste, avergonzado y apenado” por su responsabilidad en las irregularidades, pero en cambio “saca pecho y huye hacia delante” en lugar de reconocer su error y pedir disculpas. Por esto, Pérez se sitúa “fuera de la confianza de esta Corporación que lo alzó como alcalde salvo que explique por qué trato de subsanar un procedimiento insubsanable”.

Desde Ciudadanos, su portavoz municipal Purificación Joyera recordó que en el pleno de enero se pidieron explicaciones a Morales que rechazó darlas negando la mayor. La postura del PSOE, agregó, es atrincherarse en que “aquí no se cometen errores”, puntualizando Joyera que prefiere no pensar en otra cosa que no sean “errores”.

Precisamente reconocer errores, prosiguió Joyera, “implica valentía y respeto al cargo que se ostenta”, valores que no ha tenido Morales. Cuando la oposición fiscaliza la labor del gobierno municipal y pide explicaciones como en este caso, se les tilda de “populistas, oportunistas y electoralistas”, lamentó la edil naranja reprochando a Morales su actitud “soberbia y altanera”.

Joyera acusó al PSOE de buscar “informes ambiguos para justificar a posteriori (enero de 2018) contrataciones de julio de 2017 para actuaciones que tuvieron lugar en septiembre.

En nombre de la bancada socialista, su portavoz Manuel Lara Cantizani, con elevado tono de voz,  tachó a la comisión de “pantomima desastrosamente gestionada”, con un dictamen plagado de “suposiciones sin base”, “inconsistencias”, “parece ser”, “se supone”,  con el único propósito de “hacer daño personal a nuestra compañera”.

Lara Cantizani dijo también que el PSOE espera que la Justicia se pronuncie y afeó a la oposición “sin norte y sin escrúpulos” su “torpe juegos sucio”, negando por último que se hubiera producido fraccionamiento de contratos ni amiguismo.

El alcalde Juan Pérez espetó a la oposición que sus conclusiones se contradicen con los testimonios aportados en la comisión por políticos y funcionarios y son “calumniosas”. “Les salen sus números pero a este pleno han traído un numerito”, aseveró el primer edil.

Por el PP habló su concejal y presidente de la comisión de investigación, Francisco Aguilar, que reprochó a Pérez que siga sin explicar por qué se pidieron tres presupuestos a empresas vinculadas a un cargo del PSOE en la Diputación Provincial y por qué Pérez firmó un decreto para subsanar las irregularidades en el proceso de contratación.