La oposición rechaza que el Ayuntamiento pague la construcción de un comedor escolar en el colegio Virgen de Araceli porque es competencia de la Junta que sí los construye en otras ciudades

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
El orden del día del pleno de abril contemplaba en uno de sus puntos una modificación del presupuesto municipal de 2018 para, dando de baja unas partidas, obtener 123.000 euros para que el Ayuntamiento financiara la construcción y electrificación de un comedor escolar en el colegio Virgen de Araceli.

Pero la propuesta no salió adelante por el rechazo mayoritario de la oposición, que apoyando que este centro tenga comedor, se mostró indignada porque las arcas municipales tengan que costear una infraestructura que compete a la Junta, que sí paga la construcción de comedores escolares en otros municipios.

Desde el gobierno municipal, la concejal de Hacienda, Araceli Bergillos, justificó que en este caso sea el Ayuntamiento quien pague el comedor alegando que la Junta costea la edificación de comedores cuando hay déficit de plazas de comedor. Pero en Lucena, con cinco comedores, dos de ellos en la misma zona oeste de la ciudad donde se ubica el Virgen de Araceli, no se da esta circunstancia, y ante la solicitud del colegio de que se le dote de este servicio para favorecer la conciliación laboral de los padres de su alumnado, el equipo de gobierno decidió que el Ayuntamiento sufrague la obra. Luego, como en todos los comedores escolares de los centros públicos,  los gastos de funcionamiento y mantenimiento sí que corresponderán a la Junta.

PP e IU acusaron al PSOE de ser sumiso con la Junta. El concejal de IU, Carlos Villa, se preguntó si el Ayuntamiento también tendría que pagar el centro sociosanitario o el Palacio de Justicia y el concejal no adscrito Vicente Dalda criticó que el Consistorio priorice el comedor, respetando que es necesario, y desatienda el arreglo de las deficiencias de la sede de la Escuela de Idiomas, de titularidad municipal. El alcalde Juan Pérez replicó que la Junta sólo construye dos comedores escolares por provincia, o al menos en la provincia de Córdoba, matizó luego.