El pleno modifica la ordenanza de comercio ambulante que incluye el traslado del mercadillo de los miércoles y rechaza regular el mercadillo dominical en suelo privado hasta que la Junta y el Gobierno avalen su legalidad

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

Por unanimidad, el pleno del Ayuntamiento de Lucena en su sesión ordinaria de abril aprobó la modificación de la ordenanza municipal para la regulación del comercio ambulante en Lucena. Esta modificación busca varios objetivos:


-Adaptar a la ordenanza municipal a la nueva normativa autonómica y europea vigente.

-Incluir la posibilidad de que el mercadillo de los miércoles pueda trasladarse hasta el nuevo recinto ferial, junto al Auditorio Municipal.

-Cumplir los requisitos para que el Ayuntamiento de Lucena pueda solicitar subvenciones y ayudas en las convocatorias abiertas por la Junta de Andalucía.

Ahora bien, no se incluye en la ordenanza modificada todo lo relativo al mercadillo de los domingos que se desarrolla en suelos de titularidad privada. Este punto, según lo acordado en el pleno de febrero, sigue en consulta en la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía, y en la Secretaría de Estado competente. En función de esas respuestas, el Consistorio se planteará la creación de una nueva ordenanza exclusiva para ese mercadillo, si fuera necesario.

Sin embargo, en el debate de este punto surgió la polémica porque el lunes, sólo un día antes de la celebración del pleno, se incluyó en el expediente de la modificación un informe del vicesecretario municipal que abogaba por aprovechar la reforma de la ordenanza municipal para incluir la regulación del mercadillo en suelo privado del domingo.

Hubo concejales que se enteraron de esto ese día, y otros manifestaron haberse enterado minutos antes del pleno, como es el caso, según dijo, del propio alcalde Juan Pérez.

Como la regulación del mercadillo dominical estaba pendiente de los informes sobre su legalidad reclamados por el Ayuntamiento a las administraciones superiores, según lo aprobado en el citado pleno de febrero, el edil no adscrito Vicente Dalda pidió la retirada del punto. También mostraron su discrepancia con lo propuesto en el informe del vicesecretario Ciudadanos e Izquierda Unida. El portavoz de ésta última, Miguel Villa, señaló que el informe en cuestión cambia lo aprobado en febrero por la Corporación, cambio al que IU se opone por lo que Villa calificó al documento firmado por el vicesecretario como “sorpresa negativa” y pidió explicaciones al alcalde sobre quién había ordenado su redacción.

El secretario municipal intervino para aclarar que el informe es obligatorio hacerlo por ley, es decir, es preceptivo, aunque no vinculante.

El alcalde Pérez, que está denunciado en el juzgado por Vicente Dalda por presunta prevaricación por haber autorizado el mercadillo de los domingos indebidamente, defendió que se puede aprovechar la modificación de la ordenanza del comercio ambulante para regular la modalidad de mercadillo en suelo privado, como el de los domingos, y que si después Junta y Estado desaconsejaban tal regulación, se anulaba y punto.

Finalmente, la ordenanza salió adelante excluyendo el mercadillo dominical, no sin antes de que Dalda y Ciudadanos defendieran medidas para evitar picarescas, como que se conceda, según uno de los artículos, un puesto de venta a un desempleado mayor de 50 años y que luego lo transfiera a otra persona que incumpla estos requisitos.