El pleno nombra a la Corte Aracelitana, que a partir de este año tendrá que presentar facturas que justifiquen el gasto de la subvención municipal que reciben sus integrantes

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El pleno municipal de marzo, en su sesión ordinaria celebrada este jueves 22, ha aprobado el nombramiento de Aracelitana Mayor para las Fiestas Aracelitanas de 2018 de Araceli Ranchal Rodríguez, y como Damas de su Corte de Honor a Araceli Gómez Maillo, Pilar Gómez Maillo, Lourdes María Jurado Jiménez, Almudena Martos Contreras, Araceli Ramírez Guerrero y Silvia Trujillo Pino.


A cada una se le concede una “cantidad máxima” de 1.200 euros para sufragar parte de los gastos que supone participar en los diferentes actos de las Fiestas Aracelitanas con las indumentarias protocolarias que se les exige. Pero a partir de este año, como novedad, para recibir ese dinero habrán de presentar previamente facturas acreditativas de los gastos realizados, según propuesta formulada por la delegación municipal de Hacienda que dirige la concejal socialista Araceli Bergillos.

El edil no adscrito Vicente Dalda mostró su satisfacción por esta nueva medida de transparencia y control del dinero público, recordando además que la presentación de facturas ya la propuso el año pasado con acierto Ciudadanos aunque fue rechazada por el equipo de gobierno. Dalda se quejó de no haber sido invitado a participar en la comisión encargada de designar a la Corte Aracelitana de 2018, cuando sí estuvo en la del año anterior. Dalda reclamó además mayor participación ciudadana en la elección de la Corte Aracelitana, abriendo incluso la posibilidad de que sus componentes no sean únicamente mujeres.

La portavoz de Ciudadanos, Purificación Joyera, resaltó la contradicción en la que cae el equipo de gobierno, que ahora admite que la Aracelitana Mayor y sus damas tengan que presentar facturas si quieren recibir los 1.2000 euros cada una, tratándoselas así igual que a todo el mundo que recibe dinero público,  cuando el año pasado el PSOE rechazó tajantemente esta propuesta alegando que no se le podía pedir a las jóvenes de la Corte Aracelitana “que diesen facturas de su ropa interior”, o “facturas de peluquería y maquillaje” haciendo gala de una oposición radical a lo propuesto por Ciudadanos.

La concejal de Hacienda, Araceli Bergillos, defendió la práctica vigente desde hace años en el Ayuntamiento y avalada por los servicios jurídicos  de subvencionar a las componentes de la Corte Aracelitana aunque no se les pedían facturas. Este requisito nuevo se debe a la reciente entrada en vigor de la Ley de Contratos Públicos, según la edil, lo que “supone un engorro” para las jóvenes porque no son asociaciones ni empresas.

A esta última afirmación de Bergillos le replicó Vicente Dalda reprochándole a la edil de Hacienda que “se enrocara más” y reconociera que tiene que exigir las facturas a las damas “porque no me queda más remedio que hacerlo porque me obliga la ley”, una “respuesta poco inteligente” de Araceli Bergillos según Dalda.

Purificación Joyera consideró el argumento de Bergillos referido a la Ley de Contratos Públicos como causa de que se pida a partir de ahora las facturas a las damas para justificar la subvención que reciben como “un pretexto” y reclamó a la delegada de Hacienda que especificara qué apartado de la citada normativa determina la presentación de facturas.

Por su parte, la edil de Fiestas María del Mar Morales negó haber dicho que “no se le podía pedir a las damas facturas de su ropa interior” cuando se opuso el año pasado a esta medida de solicitarles facturas de sus gastos que ahora sí se aplicará “porque la ley cambia, la norma cambia y hay que adaptarse”. En cuanto a una mayor participación ciudadana para designar la Corte Aracelitana, Morales explicó que con la crisis han escaseado mucho las solicitudes para ser dama, si bien en los dos últimos años se han incrementado.