La oposición aprueba a propuesta de Ciudadanos y con la abstención del PSOE consultar mediante votación a los trabajadores municipales la nueva Valoración de Puestos de Trabajo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Ciudadanos ha obtenido el apoyo de los restantes grupos municipales y del concejal no adscrito en el pleno municipal de marzo a una moción con el objetivo de celebrar  una consulta a todos los trabajadores del Consistorio afectados por la Valoración de Puestos de Trabajo (VPT), actualmente en fase de negociación con los representantes sindicales de la plantilla municipal.

Como defendió ante el plenario la portavoz del grupo naranja, Purificación Joyera “se trata de una consulta no vinculante, que se hará en las propias instalaciones del Ayuntamiento, con las debidas garantías y donde puedan votar todos los trabajadores que se verán afectados por esta VPT. Esta consulta se realizará siempre que haya ya un documento definitivo y antes de que llegue a pleno donde debe ser ratificado por la Corporación. De este modo, evitamos entorpecer las labores de negociación, que legalmente están depositadas en quienes hasta la fecha lo vienen haciendo”

La Valoración, que implica la revisión de todos los puestos de trabajo del Ayuntamiento así como sus condiciones retributivas, está próxima a su finalización, aunque por el momento no cuenta con una fecha concreta de presentación. Se trata de un trabajo realizado a lo largo de los últimos años por una mesa de negociación compuesta por los representantes sindicales, el equipo de gobierno y en ocasiones representantes del resto de grupos que conforman la oposición.

Joyera añadió que “se trata de un documento de una gran importancia para la vida y el funcionamiento de todos los trabajadores que integran el personal de este Ayuntamiento. Por ello, la intención de Ciudadanos es que cuando la propuesta definitiva de valoración llegue a pleno, los partidos políticos contemos todos con el conocimiento suficiente para saber si efectivamente ese documento beneficia a la mayoría” ha explicado la edil lucentina.

Según Joyera “en nuestro Ayuntamiento ya hemos podido observar como un centenar de trabajadores, de los casi 500 que conforman todo el conjunto, han manifestado en alguna ocasión su disconformidad con las negociaciones o con la postura adoptada en esas mesas de negociación”. Por esto mismo, la concejal de Ciudadanos indicó que desde su partido han optado por interpelar a la totalidad de trabajadores a través de una medida “meramente política que no interfiere en negociaciones y que por lo tanto no necesitaba ser consensuada con los sindicatos, a los cuales Ciudadanos respeta profundamente así como el trabajo realizado en esta negociación, cuya complejidad es tan importante”.

Purificación Joyera apuntó además como dato anecdótico la posible filtración de la moción por parte del equipo de Gobierno a algunos miembros de la mesa de negociación el mismo día en que Ciudadanos la presentó por registro, así como el día de las votaciones en Comisión.

En el debate de la moción durante la sesión plenaria, el edil no adscrito Vicente Dalda manifestó su respaldo a la iniciativa de Ciudadanos y solicitó que cuando la VPT  sea llevada a pleno para su votación venga acompañada de sendos informes de los servicios jurídicos y de la Intervención municipales.

Desde Izquierda Unida, su portavoz municipal Miguel Villa expresó igualmente su buena acogida a la moción aludida destacando que “es radicalmente importante conocer la opinión” de los trabajadores del Ayuntamiento.

En nombre del Partido Popular, su edil Francisco Huertas anunció también su voto favorable al texto de Ciudadanos y preguntó al PSOE porque se había abstenido cuando dicha moción fue tratada en comisión municipal anterior al pleno.

Por su parte, la concejal de Personal, Teresa Alonso, intervino para señalar que el Partido Socialista se abstuvo y volvería a hacerlo en el pleno porque la moción de Ciudadanos no especificaba en base a qué normativa se quería convocar la consulta y porque la formación naranja no aceptó en la comisión municipal la modificación sugerida por los socialistas para que en lugar de que fuera el Ayuntamiento quien convocara a las urnas a la plantilla municipal asumiesen este cometido la Junta de Personal, para los funcionarios, y el Comité de Empresa para los trabajadores laborales.

Joyera  reprochó a Alonso que “le está quedando grande el cargo” replicándole además que como la de Ciudadanos es una propuesta política, el convocante debía ser el Ayuntamiento y no la Junta de Personal ni el Comité de Empresa,  y está sustentada legalmente por el Estatuto Básico del Empleado Público. Consultas de este tipo han tenido lugar anteriormente en otras administraciones e instituciones como por ejemplo la Diputación Provincial de Guadalajara, dijo Purificación Joyera.

En una segunda ronda de turnos de palabra, el concejal no adscrito Vicente Dalda reclamó que el complemento de productividad se aplicase ya en 2018 para que no ocurriera como en 2017 cuando hubo que aplicarlo deprisa y corriendo, hasta que el 1 de enero de 2019 entre en vigor la Valoración de Puestos de Trabajo resultante de la negociación y que finalmente apruebe el plenario.

Abundó en el mismo sentido Izquierda Unida precisando por medio de Miguel Villa que la VPT “es una decisión negociada pero que en última estancia la tiene que aprobar la Corporación”.

Por el gobierno municipal Teresa Alonso contestó al PP que “todo está regulado por alguna norma y usted debería saberlo, señor Huertas” y echó en cara a la portavoz de Ciudadanos Purificación Joyera que no presente su moción basándose en la normativa “porque no la conoce”, optando por una “medida populista”. Alonso también acusó a Joyera de “dejación de funciones” y “que a quién le venía el cargo grande” era a la propia Joyera. Ésta a su vez recriminó a Alonso su “tono de enfado” y reiteró sus sospechas de que el equipo de gobierno era el responsable de la filtración de la moción a los sindicatos municipales el mismo día en la que la registró Ciudadanos en el Ayuntamiento.