Dalda califica de “chapuceros” los presupuestos municipales de 2018 y denuncia el sistema clientelar del PSOE en el Ayuntamiento de Lucena para mantenerse en el poder

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

El concejal no adscrito Vicente Dalda ha votado esta mañana en contra del proyecto de presupuestos municipales de 2018 presentados por el PSOE y apoyados por Ciudadanos, cuentas públicas para el año venidero de las que, aseguró, el equipo de gobierno socialista ni siquiera ha querido negociar con él.


Esa negativa, dijo Dalda, fue expresada por el concejal de Juventud, Francisco Adame, quien en una reunión aseguró ante testigos que “no te hemos mandado el primer borrador de presupuestos porque no queremos negociar contigo”.

De todas formas, tampoco podría haber mucha negociación, añadió Dalda, porque los presupuestos no dejan de ser la plasmación de una política determinada con la que Vicente Dalda no está de acuerdo.

Así, prosiguió el edil, en el capítulo de Personal, los presupuestos son “chapuceros” porque por ejemplo no contemplan más que 52.100 euros en la partida de productividad, cuando su coste es más elevado, 74.000 euros.

 

En materia de inversiones, Vicente Dalda critica que sólo se hagan inversiones si se hacen con subvenciones procedentes de otras administraciones, y no hay un plan de inversiones con fondos propios municipales para infraestructuras vitales para el presente y para el futuro de Lucena, como las del agua, alcantarillado o caminos, ésta última presupuestada simbólicamente con 100 euros para 2018. Dalda rechazó además el excesivo gasto político en liberados y asesores de los grupos políticos.

Por último, Vicente Dalda denunció nuevamente el sistema clientelar que a su juicio el PSOE ha implantado en el Ayuntamiento de Lucena para mantenerse en el poder, concediendo subvenciones por convenio a asociaciones y colectivos con criterios totalmente subjetivos y oscurantistas, sin que se sepa el porqué unos reciben más que otros,  en lugar de hacerse mediante concurso público.

La edil de Hacienda, Araceli Bergillos, en una réplica que traía escrita, acusó a Dalda de falta de respeto en su proceder político al equipo de gobierno y a los trabajadores municipales, a lo que éste le contestó que para falta de respeto a la plantilla del Consistorio, la del equipo de gobierno obviando en 2017 la partida de productividad pese a que estaba obligado legalmente a habilitarla, tendiendo que ser la oposición la que forzase al PSOE a crearla.