Dalda denuncia que el gobierno municipal pretende aumentar la tarifa del agua incumpliendo el acuerdo plenario que impedía bajar el IBI a cambio de no subir el agua

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 
En una reciente sesión del consejo de administración de la empresa municipal Aguas de Lucena, el equipo de gobierno del PSOE ha propuesto incrementar parte de las tarifas del suministro a los consumidores para enjugar el déficit previsto para 2018 de 128.000 euros.

Se trataría, según explicó esta mañana el concejal no adscrito Vicente Dalda, de bajar levemente las tarifas en los tramos de menor consumo (de menos de 10 metros cúbicos y de menos de 20) e incrementarlas en los tramos superiores a 20 metros cúbicos.

Las causas del déficit de 128.000 euros en las cuentas de Aguas de Lucena previsto para el año venidero, y de las pérdidas por otros 300.00 euros en 2017, son en primer lugar, dijo Dalda, que en los últimos cinco años el precio del agua que la empresa provincial Emproacsa, dependiente de la Diputación, vende a los municipios ha aumentado un 15,5 %, sumando los incrementos de tarifa aprobados en el mandado corporativo 2011-2015 por el Partido Popular cuando gobernaba con mayoría absoluta en el Palacio de la Merced, más los aumentos decididos en el actual mandato por la coalición PSOE-Izquierda Unida que dirige la Diputación.

En segundo lugar, la situación de sequía es otro factor que también contribuye al encarecimiento del agua, añadió Dalda. Para afrontar el agujero de 300.000 euros en el presente ejercicio en Aguas de Lucena, el plenario municipal aprobó hace unos meses eximir a esta empresa de titularidad municipal de abonar al propio Ayuntamiento 130.000 euros por la concesión demanial de las redes de suministro. Y los 128.000 euros de déficit en 2018 se producirán habiendo descontado igualmente el pago de la concesión demanial, “perdonada” por el Consistorio a Aguas de Lucena.

¿Cómo asumir el déficit presupuestario de 2018 sin subir las tarifas de agua? A esta pregunta el edil Vicente Dalda propone primeramente rebajar considerablemente las “indemnizaciones” por asistencia a las sesiones del consejo de administración de Aguas de Lucena que cobran los concejales miembros de dicho órgano, a razón de 350 euros por concejal y sesión, con un máximo anual de diez sesiones del consejo, cuando en los consejos de administración de la empresa municipal Aparcamientos de Lucena o en Suelo y Vivienda de Lucena (Suvilusa), lo que perciben los ediles son 100 euros por sesión. Reducir las “indemnizaciones” en Aguas de Lucena de 350 a 100 euros supondría un ahorro anual de 22.860 euros, según informó el presidente de Aguas de Lucena a Dalda a requerimiento de éste, aunque todos los partidos votaron en contra de la iniciativa de Dalda en el consejo de Aguas de Lucena.

En segundo lugar, Vicente Dalda pide que se cumpla el acuerdo aprobado en el pleno del pasado 26 de septiembre por PSOE e IU. En principio, el Partido Socialista quería rebajar el IBI para 2018 un 2´03%, lo que significaría recaudar unos 270.000 euros menos del total de 12´5 millones que dicho tributo ingresa anualmente a las arcas municipales. Pero en el citado pleno de septiembre, PSOE e IU acordaron no rebajar el IBI a cambio de no subir las tarifas de Aguas de Lucena, de forma que los 270.000 euros que dejarían de recaudarse con la disminución de un 2´03% del IBI, sí se recaudarían para posteriormente transferirlos a Aguas de Lucena y afrontar así los 128.000 euros previstos de déficit.

Dalda recordó que en septiembre votó en contra de ese acuerdo plenario entendiendo que no hay que vincular la subida o bajada de un impuesto como el IBI al de una tasa como la del agua, y que en cualquier caso bajar el IBI beneficiaría a 35.389 contribuyentes (número de recibos al cobro por este tributo) mientras que de subir las tarifas de agua si finalmente fuese necesario, el número de recibos afectados sería menor,19.500,  y además no todas las zonas de Lucena se verían sujetas al incremento dado que algunas no tienen suministro público municipal de agua.

De todas formas, visto lo aprobado por PSOE e IU, ahora no tiene sentido a juicio de Dalda que se pretenda como quieren los socialistas subir el agua. Si se elevan las tarifas por suministro hídrico para compensar el déficit en Aguas de Lucena, Dalda se pregunta qué es lo que se pretende hacer con los 270.000 euros de la no rebaja del IBI que se iban a destinar a cubrir ese déficit. Dalda exigió en el órgano rector de Aguas de Lucena el cumplimiento del acuerdo plenario y se opuso a cualquier subida del agua, propuesta que fue rechazada por PSOE e IU y ante la que Partido Popular y Ciudadanos se abstuvieron.

El concejal no adscrito señaló además que PP e Izquierda Unida, en el último consejo de Aguas de Lucena, propusieron “estirar” las amortizaciones que tiene que hacer la empresa municipal, a lo que se les dijo que no porque el auditor de las cuentas de Aguas de Lucena no daría el visto bueno a efectuar una amortización distinta de la que ya se viene ejecutando.