Los alcaldes de Lucena y Puente Genil se interesan por los planes de la Junta para finalizar la Autovía del Olivar

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La Consejería de Fomento y Vivienda mantiene su compromiso de completar la construcción de la Autovía del Olivar y su plan de trabajo respecto a la licitación de los tramos pendientes, si bien no se pueden concretar fechas de intervención en los diferentes tramos que conforman el trazado que discurre entre las localidades de Lucena y Estepa, con el deseo e intención de acortar los plazos todo lo posible en función de la disponibilidad presupuestaria.

Así lo ha manifestado el titular de este departamento de la Junta de Andalucía, Felipe López, durante la reunión celebrada hace unos días en el Parlamento andaluz con los alcaldes de Lucena y Puente Genil, Juan Pérez y Esteban Morales, respectivamente.

Para Fomento, la construcción de los tramos pendientes de esta vía -fundamentalmente en las provincias de Córdoba y Sevilla- es una “necesidad  palpable” tanto por el volumen de tráfico que soporta la actual carretera A-318 como por las oportunidades económicas que generaría la apertura de una vía rápida de estas dimensiones para el desarrollo de los municipios situados a lo largo del corredor.

Conscientes de las numerosas exigencias que debe atender la consejería, “todas urgentes e importantes”, los alcaldes trasladaron al titular de Fomento las reiteradas peticiones que a menudo atienden por parte de ciudadanos y colectivos empresariales a favor de la Autovía del Olivar, llamada a ser la principal conexión entre Sevilla y ambas poblaciones. Juan Pérez y Esteban Morales reconocieron observar en la Consejería “una voluntad y compromiso manifiesto por desarrollar y culminar en próximos ejercicios una infraestructura necesaria en el proceso de dinamización de la actividad empresarial, turística, comercial o en el transporte vinculada al territorio del Sur de Córdoba”.

La Autovía del Olivar, con un trazado total de 170 kilómetros, pasa por ser la mayor obra de infraestructura viaria que lleva a cabo la Consejería de Fomento y Vivienda y es un eje estructurante de gran capacidad que da servicio a las provincias del interior de Andalucía: Sevilla, Córdoba y Jaén. En su construcción completa, está prevista la inversión de 964 millones de euros y hasta el momento, un total de 84 kilómetros están en servicio, principalmente en la provincia de Jaén y el tramo Lucena-Cabra.

Fiel a la política seguida por la Consejería en los últimos años, Fomento continua priorizando en sus presupuestos aquellas infraestructuras que se encontraran paralizadas con un elevado nivel de ejecución. En este sentido, Felipe López reconoció ante los alcaldes que si bien el compromiso de la Junta con esta infraestructura es “absoluto”, las inversiones de la consejería, respondiendo a los recursos presupuestarios con los que cuenta, se están volcando hacia el ámbito de la vivienda a raíz de los años más duros de la crisis económica y a culminar, en la medida de lo posible, aquellos proyectos y tramos viarios ya iniciados, manteniendo un presupuesto anual que en cifras absolutas no ha conocido grandes aumentos en el último lustro debido, en parte, a “la infrafinanciación de Andalucía a la que tiene sometida el Gobierno central”.