Dalda propondrá al pleno bajar el Impuesto sobre Vehículos, el IBI urbano y rústico y la tasa del Parque Infantil de Tráfico

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
El concejal no adscrito Vicente Dalda propondrá en el pleno ordinario del Ayuntamiento de Lucena, correspondiente a septiembre y que tendrá lugar este martes, la supresión o modificación a la baja de diversas ordenanzas fiscales del municipio, si bien cuenta de antemano con el rechazo de los distintos grupos municipales.

Esa falta de apoyo la expresaron hace unos días dichos grupos mediante el voto en contra o la abstención en comisión informativa de las proposiciones de Dalda, que por ellos resultaron dictaminadas desfavorablemente.

En concreto, Dalda solicitó primeramente suprimir la ordenanza fiscal de la tasa por servicios prestados en el Parque Infantil de Tráfico (PIT), inoperativo en los últimos meses por una mala gestión de la concejal de Educación, Encarnación Camacho, según apuntó Dalda. En comisión, Partido Popular, Ciudadanos e Izquierda Unida se abstuvieron y el PSOE votó en contra.

Luego, absteniéndose PP y Ciudadanos,  PSOE e Izquierda Unida tumbaron la propuesta de Dalda de reducir al mínimo el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica para autobuses y camiones a fin de ayudar a este sector de la economía e incentivar la matriculación de tales clases de vehículos en Lucena, donde pagarían tal tributo muy bajo y también abonarían el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), dinamizando así la actividad empresarial del transporte y en general de la ciudad como ocurre por ejemplo en el municipio madrileño de Robledo de Chavela.

Como tercer punto, Dalda  defiende rebajar el Impuesto de Bienes Urbanos (IBI) de naturaliza urbana un 7%, pasando del tipo de gravamen del 0,738% al 0,69%,  y de naturaleza rústica del 1´15% al 1%. PP y Ciudadanos se abstuvieron en comisión y PSOE e IU lo rechazaron.

Otras propuestas que llevará al pleno Dalda y que ya anunció la semana pasada junto a las rebajas del IBI urbano y rústico son elevar este impuesto a viviendas desocupadas de bancos y promotores, o bonificar el 95% también del IBI para atraer empresas foráneas e inversiones a Lucena, previa autorización del plenario municipal.