Cantizani admite que la toma de muestras ante los vertidos de la Cooperativa Nuestra Señora de Araceli fue negligente

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lucena, José Cantizani, se ha visto obligado hoy a reconocer que la toma de muestras efectuada por Aguas de Lucena de los vertidos de alpechín al sistema de saneamiento público realizada por la Cooperativa Nuestra Señora de Araceli se hizo de manera negligente, lo que tuvo como consecuencia la anulación de la sanción que el Ayuntamiento impuso a la cooperativa tras el recurso presentado por ésta.

Cantizani reconoció lo errática de la toma de muestras ante la pregunta del concejal no adscrito Vicente Dalda en la sesión plenaria de agosto sobre las medidas que ha adoptado o piensa adoptar el gobierno municipal para que este “despropósito” no se vuelva a repetir.

Dalda recordó que con fecha 14 de octubre de 2016 se dictaban dos resoluciones de expedientes sancionadores tanto a la Cooperativa Olivarera Nuestra Señora de Araceli como a Cortijo Garay por vertidos a la red pública de saneamiento, valorando los daños causados en 23.080,93 euros y 19.933.98 euros respectivamente.

En dichas resoluciones se imponían sanciones por la comisión de varias infracciones graves, de 6.000 euros a la Cooperativa Olivarera Nuestra Señora de Araceli y de 2.000 euros a Cortijo Garay.

A pesar de ello, un cúmulo de errores y despropósitos tanto en la instrucción como en la toma y custodia de las muestras dejó sin efecto tales sanciones, tal y como quedó acordado y reconocido en resoluciones de 13 de julio de 2017.

José Cantizani negó errores en la instrucción de los expedientes, de los que el propio Cantizani fue instructor, y que “tendremos en cuenta” los fallos cometidos en la toma de muestras para ocasiones venideras.