PSOE, PP e IU acuerdan pagar por el Golem 608.000 euros, el doble de lo que cuesta el inmueble según lo que el propio Ayuntamiento calculó en 2014

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 

Con los votos favorables de PSOE, PP e IU, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del concejal no adscrito Vicente Dalda, la Comisión Informativa Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lucena ha aprobado esta tarde un borrador de convenio entre el Consistorio y los dueños del edificio nº 8 de la calle Condesa Carmen Pizarro, en cuya planta baja está ubicado el establecimiento Golem, para la adquisición por parte del municipio de esta finca por importe de 608.545´11 euros.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado hace casi dos décadas, declaró expropiable este inmueble que, supuestamente, fue antaño sede de la Escuela Talmúdica de Lucena. Pero transcurridos esos años, el Ayuntamiento no procedió a su expropiación, y en  septiembre de 2016 la familia propietaria solicitó iniciar expediente de expropiación por ministerio de ley, aportando como valor del inmueble la cifra de 569.486 euros. Posteriormente, en abril de 2017, los dueños pidieron al Ayuntamiento que emitiera una valoración económica del edificio “siguiendo los criterios de la Comisión Provincial de Valoraciones de Córdoba” en el caso del recientemente expropiado edificio de La Tercia, colindante con el Golem. Poco antes de Semana Santa, el Ayuntamiento nombró una comisión para negociar con la propiedad, integrada por el concejal de Urbanismo, José Cantizani y el portavoz municipal del PP, Francisco Huertas, lo que fue criticado por el edil Vicente Dalda al considerar que no era ético por parte de Huertas participar directamente en negociaciones al ser un agente de la propiedad inmobiliaria en activo.

Atendiendo a la petición de la familia titular del edificio de Condesa Carmen Pizarro nº 8, con fecha 17 de abril el concejal de Urbanismo solicitó a un técnico municipal que emitiera “informe de valoración del inmueble partiendo de los criterios fijados por la propia Comisión Provincial de Valoraciones de Córdoba en el procedimiento expropiatorio por ministerio de ley del inmueble colindante conocido como La Tercia”, según especifica claramente en dicho informe el técnico municipal, que valora el Golem en 553.222´83 euros más un 10% de premio por afección, ascendiendo en total a 608.545´11 euros. Esta cuantía la abonará el Ayuntamiento a la propiedad en tres pagos, de 202.848´37 euros, a pagar a 28 de febrero de 2018, 28 de febrero de 2019 y 27 de febrero de 2020.

Ahora bien, en 2014, ese mismo técnico municipal realizó una valoración muy inferior del citado edificio del Golem, cifrándola en 300.000 euros. Este dato lo aportó hace unos días en rueda de prensa el concejal Vicente Dalda, quien además añadió que había efectuado personalmente consulta en tres agencias inmobiliarias de Lucena sobre el posible precio de compraventa del edificio de Condesa Carmen Pizarro, las cuales, basándose en datos registrales y catastrales, le dieron las siguientes cantidades: 190.000 euros, 200.000 euros y “que no llega a 300.000 euros”, respectivamente.

¿Cómo es que el Ayuntamiento tasó en 2014 en 300.000 euros el Golem y cinco años después duplica su valoración?

Como se indica más arriba, el técnico precisa en el informe realizado esta semana, a petición de Cantizani, que para emitir valoración se atiene a lo que le pide el concejal, que elabore “un informe de valoración del inmueble partiendo de los criterios fijados por la propia Comisión Provincial de Valoraciones de Córdoba” en el caso de La Tercia.

Pero en lo referido a La Tercia, la Comisión Provincial de Valoraciones de Córdoba sólo tuvo en cuenta para fijar justiprecio de 595.000 euros la valoración aportada por los dueños de ese inmueble (denominada técnicamente “hoja de aprecio”), dado que la otra parte implicada en el proceso expropiatorio, el Ayuntamiento, renunció a presentar su hoja de aprecio.

El informe en cuestión matiza que la valoración aportada por los propietarios del Golem (569.486 euros) “no constituye la hoja de aprecio a presentar por los interesados en el procedimiento expropiatorio” y agrega que es de entender que la finalidad del informe solicitado tiene el carácter meramente transaccional, “por tanto el presente informe se emite con la única y exclusiva finalidad transaccional en un posible mutuo acuerdo de compraventa que diese por concluido el expediente iniciado por ministerio de ley y en ningún modo con la finalidad de servir como hoja de aprecio del Ayuntamiento en el procedimiento expropiatorio que, en su caso, pudiera seguir tramitándose, a cuyo efecto habría de solicitarse expresamente con dicha finalidad”.

Según fuentes consultadas, la diferencia entre ambas valoraciones municipales, 300.000 euros en 2014 y 553.222´83 euros en 2017, estriba en que la segunda se atiene a los criterios de la Comisión Provincial de Valoraciones de Córdoba en el caso de La Tercia, antes referida, y la de 300.000 euros se hizo siguiendo “criterios de ley”, que son dos y siempre hay que escoger aquel de esos dos que más favorable resulte al expropiado, que fue por el que se obtuvo como valor de tasación los mencionados 300.000 euros hace cinco años y que serían los dos criterios a aplicar si la valoración se hiciera bajo la fórmula de “hoja de aprecio” que ni se ha hecho ahora ni se hizo con La Tercia.