Cantizani reconoce que ha sido necesario despedir por primera vez a trabajadores del Ayuntamiento que no cumplían con su cometido

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
En el pleno de marzo, tanto el Partido Popular como el edil Vicente Dalda preguntaron al equipo de gobierno del PSOE por el despido de cuatro personas contratadas recientemente por el Ayuntamiento por unos meses a través de los programas de inserción laboral para menores de 30 años y para mayores de esa edad sufragados por la Junta de Andalucía.

Estas personas en cuestión fueron despedidas tras no superar el periodo de prueba. El concejal de Servicios Operativos, José Cantizani, explicó que el técnico responsable del área “me informó de que había determinados trabajadores que no atienden a las instrucciones”. “¿Eres capaz de ponerlo por escrito?”, inquirió Cantizani al técnico según relató el propio edil ante el pleno. Así lo hizo el técnico con lo que Cantizani empezó a tramitar los cuatro despidos porque los trabajadores “están en periodo de prueba y se pueden rescindir” sus contratos, aunque luego matizó que “otra cosa es que estos contratos tengan o no periodo de prueba, que lo desconozco”, reconoció José Cantizani.

Ahora los despedidos han presentado una reclamación previa “y los servicios jurídicos municipales” la estudiarán y darán respuesta, añadió Cantizani. Si se les da la razón serán readmitidos, y si no se acepta su reclamación pueden recurrir al juzgado de lo social, esgrimió Cantizani.

Desde el Partido Popular, el concejal Julián Ranchal preguntó si el técnico tenía órdenes previas de despedir a los trabajadores que incumplieran las instrucciones que se les dieran, a lo que Cantizani contestó que sí, como ocurre siempre en todas las contrataciones que hace el Ayuntamiento, porque la oposición no puede esperar que si a él le dicen que hay trabajadores que incumplen no tome medidas al respecto, espetó Cantizani a los grupos opositores. También negó que cada trabajador contratado por los programas de inserción laboral de la Junta tenga que tener asignado un tutor dado que la normativa no especifica el número de trabajadores que corresponden a un mismo tutor.