Vicente Dalda pide un nuevo Plan Municipal de Servicios Sociales adaptado a la realidad socioeconómica actual de Lucena porque el anterior se redactó hace nueve años en un contexto de pujanza

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 
El concejal no adscrito Vicente Dalda llevará al pleno ordinario del Ayuntamiento de Lucena del próximo 28 de marzo una moción para elaboración del que sería V Plan Municipal de Servicios Sociales.

El IV Plan fue elaborado en 2008, con el censo de 42.215 habitantes según cifra de mayo de ese año, con una población flotante de 10.000 personas más y en un contexto socioeconómico definido en el propio documento como el de una “ciudad de gran prosperidad y auge económico, caracterizándose por ser eminentemente empresarial, con una de las más importantes rentas per cápita de la Comunidad Andaluza".

Sin embargo, según datos del Observatorio Argos del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de la Junta, el número de personas paradas registradas en nuestra ciudad desde junio de 2008, fecha de elaboración del IV Plan Municipal de Servicios Sociales, y hasta enero de 2017 (últimos datos registrados) se ha incrementado un 77%, pasando de 2.585 desempleados a 4.587.

Además de los parados registrados, otras personas con trabajo están sin embargo atravesando dificultades por los bajos salarios que perciben. El plan de hace nueve años tampoco contemplaba realidades que surgieron posteriormente como la pobreza energética o la necesidad de un comedor social.

La reciente Ley de Servicios Sociales de Andalucía, de diciembre de 2016, se limita a mantener la obligación que tienen los ayuntamientos de confeccionar planes municipales de esta temática, sin incidir o concretar nada más.

Vicente Dalda propone, además de elaborar el citado quinto plan, incrementar la coordinación del Ayuntamiento en materia de servicios sociales con la Junta, los cuerpos policiales, los juzgados y Cáritas, así como que desde el Consistorio se adopte una actitud más proactiva, pasando de “ser funcionarios a ser servidores públicos sociales”.

Dalda informó de la situación de una mujer con tres hijos que ha abandonado el hogar conyugal por violencia doméstica aunque no ha querido presentar denuncia, que ha solicitado a los Servicios Sociales municipales una vivienda pero que tendrá que aguardar dos meses para recibirla. “La emergencia social no admite el vuelva usted mañana”, señaló a propósito de este caso, e hizo público el hartazgo de los ordenanzas del Ayuntamiento por notificar la concesión del servicio de ayuda a domicilio a personas dependientes que lo solicitaron pero que lamentablemente ya han fallecido.