La oposición fuerza la retirada de doce puntos del pleno por haber sido tramitados ilegalmente por el PSOE

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Ciudadanos, Partido Popular y Ciudadanos han forzado la retirada de doce de los veinticuatro puntos que conformaban el orden del día del pleno ordinario de febrero celebrado en la Casa Consistorial este martes 21 de febrero.


Los tres partidos solicitaron el lunes por escrito al alcalde Juan Pérez dicha retirada, explicando que el primer edil convocó el 16 de febrero la sesión plenaria ordinaria correspondiente a febrero, para el martes día 21, conforme a la normativa vigente. Estos grupos políticos indican que habitualmente reciben por vía telemática la notificación de convocatoria de pleno y los expedientes y la documentación relacionada con las cuestiones a tratar por el pleno, y añaden que a diferencia de ellos, el concejal no adscrito Vicente Dalda no recibe notificación ni expedientes por vía telemática.


Sin embargo, a sus respectivos asesores de grupo el equipo de gobierno no les había facilitado, ni por vía telemática ni en papel, los expedientes y la documentación relativa a  12 de los 24 puntos del orden del día, algo necesario para que PP, Ciudadanos e IU, en cumplimiento de su labor política institucional de control y fiscalización del gobierno municipal, pueden preparar debidamente el pleno. Los asesores de los tres grupos preguntaron al secretario de la Corporación el motivo de no haber recibido los expedientes y documentación aludidos, a lo que éste, "para sorpresa de todos", según señalan, les derivó a la administrativa de secciones.


Como el retraso en entregar los documentos que necesitan los grupos de la oposición, o directamente su no entrega, está siendo una situación cada vez más reiterada, fruto de una gestión mala y desordenada de la que responsabilizan al alcalde Juan Pérez y a la concejala de Hacienda, Araceli Bergillos, desde PP, Ciudadanos e IU exigían al primer edil la retirada de los puntos 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 16, 17, 18 y 19 de la sesión plenaria de mañana.  


Ya en el pleno en cuestión, el secretario del Ayuntamiento confirmó que la convocatoria de la sesión había sido irregular en lo referente a los expedientes de la docena de puntos aludidos, como el de la subvención municipal a la Agrupación de Cofradías de Lucena, la revisión del plan de ajuste presupuestario, las ayudas a la Asociación Lucentina de Fibromialgia, la Hermandad de Donantes de Sangre, la Asociación Despertar, el Club Maratón Lucena, la concesión de una parcela municipal a Lucena Verde o el manifiesto contra el maltrato animal.

El portavoz del grupo municipal socialista, Manuel Lara Cantizani, acusó a PP, Ciudadanos e IU de querer torpedear al gobierno local y dañarlo políticamente, pues aunque los expedientes objeto de polémica no estuvieron disponibles en tiempo y forma, sí lo estaban en soporte papel. Tampoco estaban disponibles los expedientes de los puntos 6 y 15 del orden del día, dijo Lara Cantizani, sobre los que la oposición no ha solicitado su retirada.


El concejal no adscrito Vicente Dalda pidió a los demás grupos que se aclararán, porque él si recibió a las 8:50 horas del pasado viernes copia en soporte papel de la documentación relativa a los doce puntos cuya retirada reclaman conjuntamente otros tres grupos.

El portavoz municipal del PP, Francisco Huertas, indicó que de los expedientes había una única copia en papel, que fue la que en la Secretaría General del Ayuntamiento se le entregó a Dalda.

Por su parte, Miguel Villa, desde IU, respondió a Lara Cantizani que “cuando las cosas no se hacen bien, la gente de bien no tiene más remedio que pedir disculpas”, que es lo que a su juicio tendrían que hacer los socialistas en lugar de culpar a los otros partidos de la irresponsabilidad e ineficacia y de la falta de gestión del PSOE, que personificó en el alcalde Juan Pérez y la concejala de Hacienda, Araceli Bergillos. “Los documentos no estaban como marca la ley”, señaló Villa, quien reiteró que el equipo de gobierno del PSOE “está descoordinado” y lleva a cabo una “mala gestión del Ayuntamiento”.

“Desgestión” y “desgobierno” fueron los términos empleados por la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Purificación Joyera, quien advirtió al PSOE de que si en la formación naranja hubiesen sido “extremadamente legalistas” con el gobierno municipal habrían impugnado muchos puntos de otros plenos.

El alcalde Juan Pérez achacó lo ocurrido a un “error” porque el Ayuntamiento está en un proceso de informatización para eliminar el uso de papel y pasar de tenerlo todo “en papeles” a “sin papeles”.

La oposición forzó una votación para aprobar la retirada de los puntos. El edil Vicente Dalda sumó su voto a PP, Ciudadanos e IU, quedando solo el Partido Socialista como defensor del mantenimiento de los puntos en el orden del día, finalmente retirados.