IU exige saber si durante enero los vehículos del Ayuntamiento circularon ilegalmente al carecer de seguro y documentación y el gobierno municipal dice que estuvieron “doblemente asegurados”.

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Izquierda Unida ha preguntado al gobierno municipal si es cierto que, durante el mes de enero de 2009, al no haberse renovado las pólizas de seguro, los vehículos de titularidad municipal, incluido el coche oficial del alcalde, estuvieron circulando de manera ilegal.

 

Fue el concejal de IU Miguel Villa quien interpeló sobre esta cuestión al equipo de gobierno socialista durante la sesión plenaria de febrero celebrada por la Corporación municipal.

El concejal de Obras, Emilio Montes, dijo que “en ningún momento” han circulado sin seguro durante enero. Montes explicó que a finales de diciembre el Ayuntamiento realizó un procedimiento para seleccionar compañía aseguradora para cubrir los vehículos de su propiedad en el ejercicio 2009. El Consistorio recibió ofertas de tres compañías, resultando adjudicataria la misma aseguradora que venía prestando el servicio en 2008, y que ofreció renovar las pólizas por 13.000 euros, frente por ejemplo a la segunda mejor oferta, presentada por otra de las compañías, cifrada en 20.000 euros.

Sin embargo, a principios de enero, la compañía adjudicataria informó al Ayuntamiento que se había equivocado en sus cálculos, y que su propuesta no era de 13.000 euros sino de 21.000 euros. Ello motivó de un lado que el Consistorio cambiase la adjudicación y se la otorgara a la citada segunda aseguradora que presentó un presupuesto de 20.000 euros,  y que por otro, la compañía que había errado en sus cuentas se ofreciese a mantener la cobertura durante en enero, sin coste alguno para el Ayuntamiento, mientras se formalizaba la adjudicación a su competidora. Por eso, según Montes, en ningún momento los vehículos municipales estuvieron sin asegurar, si bien el edil socialista reconoció que por las circunstancias antes explicadas “no se ha podido emitir recibo” bancario como justificante del pago del seguro.

Miguel Villa replicó que eso significa que los vehículos municipales habían circulado sin tener la documentación en regla al no llevar el recibido pertinente y preguntó qué hubiera ocurrido si la Policía Local hubiese parado el coche oficial del alcalde Bergillos para comprobar si, como es obligatorio, portaba la documentación preceptiva. Villa exigió a Montes que en el próximo pleno de marzo aporte toda la documentación para comprobar si eran ciertas o no las explicaciones que había ofrecido.

Por su parte, el concejal de Obras insistió en que los vehículos del Ayuntamiento no habían dejado de estar cubiertos ni se ha incurrido en ilegalidad alguna y que, entre el seguro de la compañía saliente que se equivocó y el de la nueva adjudicataria, los vehículos municipales han estado “doblemente asegurados” durante unos quince días en enero aunque no llevasen el recibo, aseveró Emilio Montes.