Colaboradores

La fiesta de Nochevieja, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

Conchi y su marido han estado de fiesta esta Nochevieja en el hotel Don Cosme, de Sanlúcar  de Barrameda.  Antonio se puso un traje negro y corbata verde oliva y ella estaba con su vestido largo, de color gris oscuro, ajustado por la cintura, marcándola claramente, preciosa, bellísima, lucía unos pendientes con final de color rosa granada, espectaculares, una gargantilla compañera, y la sonrisa que tenía permanente en su rostro la hacían muy hermosa.

Leer más...
 

El sastre paciente, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

Iba caminando desde mi piso de estudiante hasta la facultad. Era una buena forma de ejercicio. Seis kilómetros. Ida y vuelta. Una hora en total. Cuatro o cinco días a la semana. Para un horario vespertino como el mío, la ruta era agradable: bordeaba las Caballerizas Reales y la Mezquita-Catedral, y continuaba en línea recta, por una sucesión de calles estrechas, de fachada blanca, en su mayoría, que recorrían paralelamente la orilla del Guadalquivir, hasta girar para acceder a la Plaza de San Pedro y tomar toda la calle Alfonso XII, la cual desembocaba en Puerta Nueva, donde se ubicaba el antiguo convento-hospital que albergaba la Facultad de Derecho. Y donde sigue. Creo.

Leer más...
 

El cante es para minorías, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Mi amigo Andrés, es aficionado al cante flamenco, le gusta sobre todo el cante de los gitanos de Jerez, dice que hay que echarles de comer aparte, que es otra historia, que hay muy buenos cantaores en Andalucía y otros sitios, pero que en Cádiz, y sobre todo en Jerez, nacen lo mejor de lo mejor, pone de ejemplo al Beni, que nació en Cádiz, La Paquera, y un sinfín de nombres.

Leer más...
 

Conchi va sobrada, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 

A Conchi le ha dado Dios un poderío natural que le permite solucionar casi todas las incidencias sin el más mínimo esfuerzo; utiliza un sentido común, que para mí lo querría yo. Ella dice que ha sido educada para administrar su casa, que sus hijos deben estar acostados a las nueve de la noche todos los días, que hay que almorzar todos juntos, conversar durante la comida un ratito, y después colaborar todos en las tareas de la casa.

Leer más...
 

El obstruccionista, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

A finales del pasado mes de septiembre fue noticia Ted Cruz, senador por Texas, republicano del núcleo duro del «Tea Party». A las dos de la tarde se acercó a la tribuna de oradores calzando zapatillas deportivas y se dispuso a hablar mientras pudiera mantenerse en pie con el objetivo de retrasar la aprobación de la reforma sanitaria del Presidente Barack Obama, conocida como «Obamacare». Era, pues, un obstruccionista.

Leer más...
 

Culturas distintas, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 15
MaloBueno 

Mi amigo Jeromo me ha facilitado un disco en el que ha grabado un programa que emitió hace unos días un canal de televisión generalista sobre las costumbres del colectivo gitano que vive en España. Lo he visto y he observado cómo se produce el acto del “pedimento”, es decir, cuando un familiar del novio acude ante el padre de la novia, a solicitar permiso para que su apadrinado pueda visitar sin cortapisas a la mujer de su vida.

Leer más...
 

Hoy no hay tormenta, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 12
MaloBueno 

Hoy no tengo ánimo para escribir, me he levantado del lado que no es, está nublado, amenaza lluvia, pero no caerá nada, el aire es vaticinador de tormenta, pero no, va a ser que no, no lloverá nada. Y saben ustedes ¿por qué no va a caer tormenta alguna? porque toda ha caído en mi casa, sí señores,  mi mujer se ha levantado hoy a eso de las siete de la mañana y comenzó el día  dando voces, regañando, poniendo firme a todo el mundo, y, como es lógico, todo el mundo callado, asustado.

Leer más...
 

Un desayuno suculento, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 11
MaloBueno 

Hasta el año pasado, mi amigo Agustín, empresario del sector del mueble me invitaba un sábado al mes a desayunar en un restaurante de las afueras, de bastante postín, tomábamos pan calentito con aceite, tomate y jamón, acompañado de un café con leche; un desayuno suculento. Referíamos el arroz que iba a hacer el fin de semana, porque le sale la paella verdaderamente exquisita.

Leer más...
 

Una mujer completa, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 17
MaloBueno 

Conchi trabaja en una empresa concesionaria de un servicio público, su horario es de 8 a 3 de la tarde. Su marido es comercial, vende productos de peluquería y artículos de perfumería para la mujer; aunque no tiene un horario de trabajo fijo es muy disciplinado y a las 7 de la mañana están los dos levantados.

Leer más...
 

Lo menos malo, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

Hace más de dos años, en esta misma casa, publiqué un artículo titulado «La libertad y la periodista». Reflexionaba entonces sobre las consecuencias del alzamiento popular en Egipto y la violación de una periodista en medio de la lucha por la libertad. Manifestaba, además, mis reservas hacia la clase de libertad que podría surgir de todo aquello. Cautelas vertebradas al contemplar a una multitud exigiendo algo que desconocía. O no llegaba a entender. O cada cual podía entenderlo a su manera.

Leer más...
 
Página 6 de 11