Colaboradores

La Oficina Pro Cautivos, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

El español de bien no es dado a alabar gestas patrias. Quizá porque, de natural rencoroso y envidioso, se siente incómodo entre algarabías por laureles ajenos. Por eso, quisiera teclear unas palabras en homenaje a una hazaña memorable, en el centenario de la Primera Guerra Mundial, previendo el posible olvido.

Leer más...
 

De trabajadores asalariados, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

No sería capaz de discernir si el comentario fue producto de ciertas dotes premonitorias, de una reflexión basada en la experiencia, de ser un afortunado receptor de información privilegiada o de echarle mucha caradura. El caso es que, cuando Gerardo Díaz Ferrán lanzó hace un tiempo aquello de que para salir de la crisis había que trabajar más y ganar menos (máxima, por cierto, que presidía su filosofía, pues ya la hizo suya al reconocerse oficialmente la situación de crisis económica en España —hasta el momento nos hallábamos ante una «desaceleración»—, para insistir en ella después), todo el país le recriminó la fea expresión propia de un retrógrado patrono explotador del humilde proletario.

Leer más...
 

Conchi se supera, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 

Conchi es una mujer, y cuando digo mujer, me refiero a que es una auténtica MUJER. Gesticula, chismorrea, le gusta que la miren los albañiles por la calle, aunque le contraríe alguna vez;  es coqueta, le encanta que su marido le prepare la cena, salir de copitas con los amigos, ir de compras, llegar por el sitio más lejano a la tienda de al lado, presumir con sus amigas del maravilloso esposo que tiene, ir de vacaciones a la playa todos los años en el mes de Agosto, visitar a sus hermanos en Huelva y, además, es guapísima, tiene una tinaja muy bien dispuesta, unas bondades en la delantera perfectamente diseñadas, pero siempre está quejándose porque dice que debería medir unos seis o siete centímetros más, y que sus piernas deberían ser algo más largas.

Leer más...
 

Presente es pasado (Galdós y epílogo), por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Sea ahora el turno para don Benito:

«La turba siempre es valiente en presencia de estos ídolos indefensos, para quienes ha sonado la hora de la caída. Tienen éstos en contra suya la fatalidad de verse abandonados de improviso por los amigos tibios, por los servidores asalariados, y hasta por los que todo lo deben al infeliz que cae; de modo que a las manos de odio, justo o injusto, se unen, para rematar la víctima, las manos de la ingratitud, el más canalla de todos los vicios».

Leer más...
 

Presente es Pasado (prefacio y Larra), por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

Cómo será la cosa que hace unas semanas releía uno o dos pares de artículos de don Mariano José de Larra y me decía que habrase visto, textos de casi dos siglos nos retrataban como si hubiesen sido escritos anteayer. Al poco, devoraba un simpático opúsculo editado por Rey Lear, donde se compilaban un puñado de artículos de opinión socio-política firmados por don Benito Pérez Galdós, apostillado con una selección de pasajes de sus famosos «Episodios Nacionales», dejándome la misma sensación. Además, me alegraba comprobar que muchos de esos pasajes también los había destacado yo en mi colección de la magna obra.

Leer más...
 

Lo lograremos, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

Ayer fui al supermercado a comprar comida y algún producto para el aseo personal. No lograba localizar la loción para después del afeitado, y le pedí a una operaria que me ayudara a encontrarla; fue muy amable, y le dije que me había impresionado el nivel de simpatía  con el que me atendió, fue perfecta, después me comentó que había terminado la licenciatura en marketing y que ya llevaba tres años trabajando en la gran superficie.

Leer más...
 

Ella es frontal, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 

Luisa, es una compañera de trabajo cuyo carácter le provoca muchos problemas; es una mujer muy temperamental y no soporta, entre otras cosas, la hipocresía. Ella es frontal, acomete las acciones de cara, no se esconde, es valiente, extrovertida, defiende a sus colegas, es una defensora a ultranza de su profesión, Luisa es médico.

Leer más...
 

La ultima ronda, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 11
MaloBueno 
Se llama Paco, tiene veintiocho años, domina dos idiomas —tres, si contamos el español— y es Físico especializado en materia cuántica; pero, como siente particular predilección por el trato personalizado con el ciudadano de a pie y sus necesidades primarias, su ocupación actual es la de auxiliar intermedio de bienes de consumo humano, sean para uso directo, destino ajeno o reventa a terceros en el comercio minorista. Vamos, lo que viene a ser reponedor de estanterías en el Carrefour. O en el Mercadona. O en el Corte Inglés. En una de esas grandes cadenas, con establecimientos por doquier. No me acuerdo. Sí aseguro que sus responsabilidades incluyen frecuentes tareas de carga y descarga, y que su jefe casi lo despacha cuando ordenó las latas según su masa atómica, por listillo.
Leer más...
 

Son ciclos, por Don César

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

Son ciclos, cuando algunas parejas de matrimonios de edad madura se lo pasan muy bien los fines de semana tomando copitas, riéndose, contando anécdotas, y en definitiva, con mucha marcha y ganas de divertirse, llega un momento en que las excesivas confianzas provocan que el grupo se disuelva, poco a poco, lentamente, y es que como dice el refrán “tanta confianza da asco”; es cierto, llega un momento en que las cosas se complican, un amigo le dice a otro algún comentario sobre tal o cual cosa, éste a su vez se lo refiere a su esposa; ésta a la amiga del otro compañero, y así sucesivamente, se forma una pelotera que inevitablemente aboca a la discusión, al comentario áspero con aspavientos y, el final de lo que era muy bonito, la pandilla.

Leer más...
 

Mankiewicz, por Julián Valle Rivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 

En un mes de febrero nació y murió un maestro del cine. En ocasiones, el creador queda ensombrecido por su creación: cuando ésta es tan inmensa que el soplo de vida se reduce a un detalle anecdótico, a una casual inspiración. Por eso, si menciono a Joseph L. Mankiewicz, tal vez no le suene de nada. Sin embargo, si cito títulos como «Eva al desnudo», «La condesa descalza», «De repente, el último verano» o «La huella», la cosa puede que cambie.

Leer más...
 
Página 5 de 11