A la atención de María del Mar Morales

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

Estimada María del Mar, me gustaría aclarar que, aunque sea algo evidente, no es contra su persona hacia quién escribo directamente, sino que es hacia una parte del equipo de gobierno del que usted, como Concejala delegada de “Igualdad”, es responsable última.


Me gustaría saber, desde que perspectiva ven ustedes la igualdad o más bien que es lo que entienden por dicho término porque perspectivas de IGUALDAD real simplemente se acepta una.


Están ustedes cometiendo brutal un acto de discriminación hacia no sólo los hombres sino hacia el total de los lucentinos (para ustedes lucentinos y lucentinas). Y tras semejante acusación de la cuál a mí en su posición se me caería la cara de vergüenza, paso a explicarme: resulta que no hace muchos días podíamos comprobar cómo una vez más (enésima si mal no recuerdo) desde su delegación se lanza un comunicado en el cuál informan de que se ha abierto un plazo de inscripción para la matriculación en diversos cursos que comenzarían a finales del mes de septiembre en el Centro de la Mujer.  


Menuda sorpresa me llevé al leer dicha nota informativa, en la que se invita a todas las mujeres interesadas a pasarse por la calle Canalejas donde el Centro tiene sus oficinas para obtener la información y presupongo poder matricularse en los cursos ofertados.


Ahora bien, una vez expuesto lo anterior, me podrían aclarar ¿qué parte de Igualdad ven ustedes en esto? ¿no tienen derechos los lucentinos (y ahora me refiero al género masculino en especial) que lo deseen de poder inscribirse en estos cursos que, en algunos casos, no el mío, podrían resultar más que provechosos?  

Y por último y sin ánimo de agobiarles con mis tan tediosas preguntas, ¿Cuántas veces más veremos situaciones de esta discriminación positiva, que más que ayudar al problema del machismo no hacen más que agravarlo?  

Sin más y esperando su respuesta, reciba un cordial saludo,  

Un lucentino cualquiera.