Buscando un hogar definitivo.....

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

El   verano   es   una   época   muy  deseada  para los niños   y   niñas,   ya   que   está   cargado  de actividades lúdicas y propuestas divertidas. A muchos de los y las menores del sistema de protección que se encuentran en la provincia de Córdoba, el verano les brinda la oportunidad de   salir   del   centro,   de   realizar   actividades   en   familia,   mediante   la   figura   de   familias colaboradoras que se ofrecen para que tengan una estancia que les aporte un poco de aire fresco a su vida, que hasta el momento carecía de vivencias familiares satisfactorias.

¿Y qué ocurre cuando llega septiembre? ¿Qué pasa con esos niños y niñas que desean recibir calor humano en todas las épocas del año? El acogimiento familiar se convierte en la opción más adecuada cuando sus familias biológicas no pueden atender sus necesidades y por tanto precisan un entorno alternativo que les aporte ese cariño y esa seguridad que requieren.

Esta es la misión perseguida por el programa de Acogimiento Familiar, desarrollado en la provincia   de   Córdoba   por   AVAS   desde   2001.   Durante   todo   este   tiempo,   gracias   a   la solidaridad de cordobeses y cordobesas, se ha dado cobertura familiar a muchos menores en situación de desamparo. En la actualidad, más de 300 menores se encuentran en régimen de acogimiento familiar, aspirando AVAS a que ningún niño o niña esté sin familia. Por ello, animamos a todas las personas que estén dispuestas a recomponer los lazos familiares de menores que no viven con sus familias, a comprometerse con la infancia.

En nuestra provincia, aún hay muchos niños, niñas y adolescentes que ven como el paso del tiempo les arrebata sus ilusiones por compartir su vida con una familia que les quiera y les comprenda.  Ante   esta   dura   realidad   que   atraviesan,   podemos   contribuir   a   brindarles   el apropiado apoyo y resguardo, siendo así garantes de su derecho a vivir en familia.

Una infancia y adolescencia feliz es sinónimo de un crecimiento seguro. Si en los primeros años de vida, un niño o una niña recibe el mejor comienzo, probablemente crecerá de forma saludable, desarrollará capacidades verbales y de aprendizaje, y llevará una vida productiva y gratificante. En nuestras manos está el que estos niños y niñas puedan vivir de una manera digna y acorde con su edad, y… ¿qué mejor momento para que encuentren el sitio que siempre han merecido, que ahora?.

Si tienes interés en conocer el Programa de Acogimiento Familiar ponte en contacto con AVAS a través del teléfono gratuito 900 102 388.

Mª Jesús Haro Serrano
Responsable de difusión
Programa de Acogimiento Familiar ICIF AVAS