Reunión Clandestina y Obstrucción a la labor Sindical en la Jefatura de Policía Local de Lucena

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

El pasado día 23, los delegados de las Secciones Sindicales recibimos llamada telefónica del Jefe de la Policía Local para informarnos que el día 24 de junio, a las 12 horas, esa Jefatura había convocado una reunión con las Secciones sindicales para tratar sobre un Acuerdo de horas extraordinarias para los meses de verano.

Siendo las 12.00 horas, del día 24 de junio, se inició la reunión a la cual asistieron por el CSIF Juan Gabriel Parejo, por UGT Francisco Pineda, por SPPME Eloy Rafael González, por la USO, José Martos, y por parte de la Jefatura el Inspector Jefe, Rafael Blancar, así como el Subinspector Francisco Ortiz. No habiendo sido invitado ningún representante de CCOO pues, según la Jefatura, no tienen representación en el Colectivo de la Policía. Hecho que sorprende ya que la afiliación sindical es un dato especialmente protegido con un nivel alto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal. Asimismo, tampoco compareció el Delegado de Seguridad Ciudadana Sr. Adame

Nada más empezar la reunión, el Jefe de Policía hizo una introducción sobre el número de horas que se habían dado hasta el día de la fecha, aproximadamente el 50%, y que al ecuador del año, para no acumular las restantes en los meses de octubre, noviembre y diciembre, al subinspector Francisco Ortiz se le había ocurrido la forma de distribuir esas horas en verano reforzando las noches de fines de semana, y para ello crea lo que viene a llamar la figura del “Policía Localizado”.

Que tras indicar el Sr. Blancar que todo había sido ideado por Francisco Ortiz, éste último procedió a entregar a cada uno de los asistentes copia su propuesta, y a explicar paso a paso su idea para que ésta fuera aprobada por los allí presentes.

Tras leerla el Sr. Ortiz, punto a punto, por parte del Delegado de la USO se cuestionaron serias dudas sobre la citada propuesta, por lo que indicó que, antes de llegar a un acuerdo, esta propuesta debería ser conocida y valorada por parte de los afectados, aproximadamente unos 60 agentes adscritos al sistema voluntario de horas extraordinarias., a lo que el Jefe de Policía valoró que allí se encontraban los representantes sindicales de esos agentes, lo que dio a entender por sus palabras que los allí presentes tenían potestad para decidir sobre ellos. Algo pretencioso cuando desconocemos la afiliación o no afiliación de los afectados.

Asimismo, el delegado de la USO, solicitó que se levantara Acta de lo que allí se estaba acordando, a los que Francisco Ortiz, y Rafael Blancar manifestaron que eso no podía ser. Ya que se trataba de un acuerdo a nivel interno y que no debía salir de esa reunión, pues los políticos no deben enterarse de la forma que se distribuyen las horas extraordinarias, dando a entender, con otras palabras, que lo que allí se pretendía era un maquillaje de la distribución de las horas, para que éstas no llamaran mucho la atención al ser acumuladas en los meses de octubre, noviembre y diciembre, pues podía aparentar que se estaban haciendo para no perderlas; y así mismo, el hecho de invitar a los sindicatos era para contar con el beneplácito de las secciones sindicales con representación en la policía local, beneplácito que el delegado sindical de USO entendió como “complicidad”.

Visto el panorama, el representante de USO indicó al Jefe de Policía que su deber como delegado sindical era trasladar tanto el documento que le habían entregado, así como lo allí hablado, al Secretario General de la USO en el Ayuntamiento de Lucena, a lo que el Inspector Jefe contestó que ese documento no podía salir de la Jefatura y, tras esas palabras, el Sr. Blancar quitó el folio de las manos al representante de la USO, cogiendo este delegado sindical otro que había sobre la mesa.

Que visto, por el Sr. Blancar, que el representante de USO se guardaba el papel en el bolsillo, exclamó en tono imperativo e intimidatorio: “¡Le ordeno como Jefe de Policía que me entregue ese documento y no lo saque de aquí!” “¡Ese papel pertenece a esta Jefatura!”, a lo que Delegado de USO contestó que con esa actitud le estaba demostrando que se hallaban en una reunión clandestina, donde se quería aprobar algo al margen del Acuerdo de Horas aprobado en Mesa General de Negociación, y que lo que allí se estaba hablando era materia de Mesa General de Negociación. Que si querían hacer alguna modificación sobre el Acuerdo de Horas debería pasar por una Comisión Paritaria para tal efecto.

El Inspector Jefe insistió que era una orden, y que todos los demás asistentes eran testigos, a lo que éste contestó que estaba allí de paisano y fuera de servicio, en calidad de Delegado Sindical de la USO. Así que ese documento se lo llevaba como prueba de lo que allí se estaba tramando.

Ante lo ocurrido, y ante la insistencia por parte de USO de que lo que allí se estaba proponiendo quedara reflejado en Acta, y que cualquier tipo de modificación o alteración del Acuerdo de Horas fuera por escrito, negociado con la parte política, transparente y público; la Jefatura decidió finalizar la reunión.

 

USO LUCENA