Sobresueldos en el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Lucena

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 37
MaloBueno 

En mayo de 2009 el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Lucena acordó otorgar a seis jefes de área (lógicamente, los de mayor nivel de su organigrama) unos complementos salariales de más de 7.000 euros al año para cada uno de ellos que, según informaron los Sres. Secretario y Vicesecretario del Ayuntamiento en diciembre de 2010 y reiteraron en febrero de 2011, infringían el ordenamiento jurídico y deberían ser anulados.

Han transcurrido más de cuatro años desde entonces, la Gerencia de Urbanismo se ha extinguido, los beneficiarios de esos complementos salariales ilegales se han integrado en la plantilla del Ayuntamiento, del que siguen cobrándolos, y el mandato de la actual Corporación Municipal está a punto de finalizar. Sin embargo, ni el Consejo de la Gerencia, antes de su extinción, ni el Ayuntamiento de Lucena, teniendo conocimiento de la ilegalidad de los complementos salariales, han tenido a bien utilizar todavía de forma eficaz ninguno de los mecanismos legales a su disposición para, primeramente, cesar en el pago de aquéllos para lo sucesivo y, en segundo lugar, para obtener el resarcimiento de las cantidades injustamente abonadas, por lo que sus beneficiarios siguen percibiéndolos y, claro está, el Ayuntamiento pagándolos mensualmente.

La situación descrita causa un gravísimo perjuicio al interés público ya que el Ayuntamiento destina cada mes y cada año al pago de retribuciones ilegales unos recursos que podría destinar a fines de interés general o a reparar situaciones de necesidad social hoy, desgraciadamente, tan abundantes. Y da lugar también a una injusta discriminación para el resto de empleados municipales, especialmente para aquellos que desempeñamos puestos de trabajo de idéntica naturaleza y categoría a los que desarrollan quienes se benefician de tales complementos salariales ilegales.

Ha de añadirse que en  ningún momento el Consejo de la Gerencia de Urbanismo ni el Ayuntamiento de Lucena han manifestado explícitamente los servicios que retribuye con esos complementos salariales ilegales que abona a seis jefes del área de urbanismo y que éstos perciben por encima de las retribuciones que legalmente les corresponden como empleados públicos.

Tampoco han declarado los impedimentos que tienen para ponerles fin ni los motivos que les impulsan a mantenerlos a toda costa, pese a su ilegalidad puesta de manifiesto por los dos asesores jurídicos de máximo nivel en la plantilla del Ayuntamiento.

Por todo ello, merecen ser catalogados como "sobresueldos", con todas las connotaciones que se quiera dar a dicho término.

Y una reflexión final: a todos nos escandalizan los casos de corrupción que ocupan titulares de prensa y horas de televisión y radio (los ERE, caso GURTEL), pero parece que nadie echa cuentas de la corrupción a pequeña escala que pasa inadvertida y que poco a poco va minando igualmente las arcas públicas.

Francisco Bermúdez Cantudo