38 sombras del Zarpazo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

Sí, son 38 familias a las que hace 14 meses el Ayuntamiento de Lucena les adjudicó una vivienda en régimen de alquiler social en el Zarpazo y a día de hoy, siguen esperando. En aquel momento, nuestros muy “benefactores” y “sociales” Alcalde Sr. Pérez y el “Alcalde adjunto” Sr. Villa anunciaron a bombo y platillo, a todos los medios de comunicación, la adjudicación, amparados en un Convenio entre AVRA (Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía), la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento. Ahora resulta que lanzan balones fuera, culpando del retraso a terceros, desmarcándose del inicial “sacar pecho” de las adjudicaciones.

Desgraciadamente, 38 familias en riesgo de exclusión social que acudieron al Ayuntamiento de Lucena para solicitar una vivienda con alquiler social, ahora tienen un problema añadido. El Consistorio en lugar de buscar soluciones a la ciudadanía parece más preocupado por desactivar las iniciativas del colectivo “Stop desahucios” y emplea tiempo y dinero de las arcas municipales gestionando denuncias que terminan retirando, cayendo en el más estúpido de los ridículos. Lo cierto es que esta plataforma de lucha parece que es el único agente social realmente efectivo a la hora de reclamar y exigir el derecho a la vivienda de los más desfavorecidos. Mi total reconocimiento para la labor de este  colectivo y mi deseo ferviente de que estas familias reciban ya mismo sus casas y no justo antes de las elecciones.

Para colmo de despropósitos, Endesa (conocida coloquialmente por “Sevillana”) no quiere solucionar los centros de transformación ubicados en la zona, ni tampoco soterrar los cables de las calles del centro de Lucena. Y digo yo: con el dinero gastado en adecentar las calles ahora resulta que dejamos colgando estos conductos sin el menor escrúpulo estético. ¿O es que se olvidó que había que soterrarlos?. Porque dejando al margen la imagen de nuestro pueblo, conviene también tener en cuenta la prevención de riesgos y recordar en este sentido el accidente ocurrido el 24 de febrero en la Avda. Miguel Cuenca Valdivia, como consecuencia del impacto de un camión contra el tendido eléctrico que cruzaba la calle. Lamentable.

Y se preguntarán que quién soy yo para denunciar por escrito todo esto. El mismo que mandó hace tiempo una educada carta a los responsables municipales informando de la pésima  situación de la Estación de Autobuses de Lucena, a la que nunca respondieron pese a que aportaba soluciones. Ahora bien, una vez que la publicaron los medios de comunicación, tomaron medidas y ya se ha iniciado la reforma de la Terminal, sospecho que la reinauguración seguro que coincidirá fechas antes de las elecciones, ¿no?

Después de aquella carta y su nula respuesta y tras denunciarlo públicamente, algunos amigos me animaron a involucrarme más activamente  en la reivindicación de los derechos sociales y ciudadanos de mis vecinos. Y decidí hacerlo, pero no alineándome con la manera de proceder de la casta, que sólo sabe gestionar certeramente el incremento de sus sueldos y privilegios, sino uniéndome al colectivo “Podemos Lucena”, presentándome como independiente (que no en ninguna lista), saliendo elegido miembro del Consejo Ciudadano.

Así pues, TIC TAC TIC TAC, Sr. Villa, TIC TAC TIC TAC, Sr. Pérez. Lucena y sus  ciudadanos merecen una mejor gestión.

 

Vicente Dalda