Gobierno en cortijo

Jueves, 28 de Abril de 2011 10:25 Opinión - Cartas al Director
Imprimir
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 

No dejan de sorprendernos. Ni empeñándose en superarse en sus despropósitos, en fumarse su más que discutible talante democrático y en saltarse a la torera los procedimientos más elementales en un sistema democrático, el PSOE de Lucena suma y sigue.

A la larga lista de  desatinos de nuestros gobernantes municipales, debemos sumar el último dislate, de nuevo, en boca de la Sra. Concejala de Fiestas.

Se acercan nuestras Fiestas Patronales, las Fiestas Aracelitanas, y con motivo de las mismas se ha presentado la programación de actividades cívicas  para tal efemérides.

De este modo, la Delegada del ramo ha vertido una serie de afirmaciones que por su inexactitud, imprecisión o falta de claridad, cuando menos, debieran ser objeto de reflexión y, si procede, de rectificación. Y procede.

Señala la Sra. Concejala que el presupuesto para las inminentes Fiestas es de 91.000 €. No hay reparo en indicar a los ciudadanos, a través de los medios de comunicación, que el presupuesto para las Fiestas Aracelitanas, en un loable gesto de necesaria austeridad, desciende en un 15%. Si todo fuera así, nada habría que reprochar al respecto, independientemente de que se comparta o no la gestión y administración del presupuesto de fiestas. Pero no es así. Desconocemos si por confusión, por imprecisión o por cualquier otro motivo. Lo que si está claro, salvo mejor interpretación o explicación clarificadora, es que basta acudir a la hemeroteca para ver que meritada delegada señalaba en la edición de las Fiestas Aracelitanas del pasado año que el presupuesto alcanzaba los 90.000 €. 

Por tanto, e insisto, salvo explicación aclaratoria, debe entenderse que la disminución del presupuesto no ha sido tal.  Sería bastante plausible, si verdad fuera. Pero no; se ve que no; al menos, parece no serlo; o, al menos no del todo. No vendría nada mal que todos pudiéramos entenderlo. Lo que parece estar claro es que entre 91.000 €  y 90.000 € no hay un 15% de diferencia, sino algo más de un 1%. Tanta es la diferencia que alguna explicación debe haber, aunque con los datos aportados no es posible su apreciación.

Por otra parte, señala la Sra. Concejala de Fiestas que la tradicional Corte de Damas de Honor y Aracelitana Mayor no desaparecerá, a pesar de que bajo su mandato se ha visto significativamente reducida, dando vaivenes cuantitativos, que no cualitativos, como no.

Hasta ahí, nada reprochable. Como digo, hasta aquí. Y es que la Sra. Delegada, extralimitándose en su prudente quehacer, se ha aventurado a confirmar que “la Corte Aracelitana de 2012 ya está completa”, y que, incluso, “sobran niñas".

Si eso es así, debemos alegrarnos, pero no podemos pasar por alto que el próximo 22 de mayo hay unas elecciones municipales y que, con ellas, pudiera ocurrir que los lucentinos cambien el color del gobierno municipal. Estamos, por tanto, ante un gesto de desprecio absoluto a la actual Corte de Damas de Honor, pues a pocos días de haber sido presentadas ante el pueblo como tales, se desvía la atención, en un gesto de irresponsable actitud, hacia una hipotética Corte de Damas de un año distinto al actual que son, sin duda, quienes deben ser verdaderas protagonistas de las Fiestas, como no, junto al Reinado de Nuestra Excelsa Madre, la Virgen  de Araceli. 

Por tanto, la prudencia debiera hacerse presente en las decisiones y declaraciones de los responsables municipales. Sobre todo, porque los lucentinos merecen respeto, los candidatos a la Alcaldía de Lucena merecen consideración, la democracia tiene unas reglas, unos plazos y unos procedimientos insalvables, y porque aunque el futuro gobierno municipal fuere de idéntico color que el actual, nadie debiera atribuirse funciones de la Delegación de Fiestas, erigiéndose de manera totalmente anticipada e imprudente en representante de los lucentinos en las funciones que, hasta el momento, nada ni nadie  ha otorgado legítimamente.

Y son, precisamente, las inminentes elecciones municipales, el reconocido derecho de todos los ciudadanos a acudir a las urnas a decidir quien dirigirá las riendas de nuestra ciudad, así como el respeto a los límites temporales de gobernanza, líneas que deben tenerse en consideración en aras de la salud de la democracia y de las formas que, en política, son más que fundamentales.

Puede ser, así queremos creerlo, que no sea más que una declaración imprudente y desmedida, con el ánimo de tranquilizar. No queremos ver en esta actuación un nuevo acto de arrogancia o descompostura al que, lamentablemente, nos tiene acostumbrados el actual equipo de gobierno socialista, en la creencia de que gobiernan su cortijo y, que en él, no hay más criterio y reglas que las suyas.

Por todo lo demás, felices Fiestas Aracelitanas.

 

      NNGG del Partido Popular de Lucena