Juan Pérez, alcalde NO COMPROMETIDO contra los desahucios

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

A propósito de la noticia publicada en este medio titulada "PSOE e IU acuerdan declarar a Lucena ciudad comprometida contra los desahucios en el mismo pleno en que los socialistas y el PP aprueban desahuciar a unos okupas con tres menores de una vivienda municipal" quisiera hacer la siguiente consideración:

El martes pasado estuve en el Pleno Municipal. Iba a quedarme hasta el final para después preguntar al alcalde, que representa al PSOE en el Ayuntamiento de Lucena. Además es "secretario general". No me quedé. No quería que le pasará como en otra ocasión... (incalificable) Sí estuve el tiempo suficiente para enterarme de una de las condiciones que exigió I.U. para que el Sr. Pérez fuese elegido alcalde, lo cual no quiere decir que lo sea, (ya que en la Asamblea no puedo enterarme, no se tocan estos temas. La transparencia no ha llegado a la Agrupación de Lucena)

La condición es que el que el PSOE hace una declaración por la que Lucena es una ciudad comprometida contra los desahucios.

Todos los días hay sorpresas, ¡y yo creía que el PSOE estaba comprometido con los desahucios¡ Parece que, al menos con este "alcalde", NO .

Vamos a recordarle, en este año cervantino, que la inadaptación y disconformidad del pensamiento del Quijote con respecto a la situación social de la época rebosa en todas las páginas del libro.

¡Qué pena Sr. Pérez que no tenga nada de D. Quijote y que usted no sienta el socialismo!

En D. Quijote aparece con frecuencia la frase. "CADA UNO ES HIJO DE SUS OBRAS".

Permítaseme que asegure que el PSOE nada tiene que ver con la despreocupación que por la situación social de Lucena tiene este "alcalde".

Sr. Pérez, lea a continuación el programa municipal que en 1910 presentaba el PSOE. A ver si se le pega algo.

 
ANTONIO SÁNCHEZ VILLATORO



Programa Municipal

Abolición de todos los impuestos que perjudiquen a la clase trabajadora.

Fijación de un salario mínimo para los empleados y obreros del municipio que les permita satisfacer sus primeras necesidades. Este salario se determinará tods los años por el Ayuntamiento, de acuerdo con las sociedades obreras de resistencia.

Jornada máxima de ocho horas para todos los trabajos y servicios del municipio.

Cantinas escolares donde se dé gratuitamente una comida sana a los hijos de los trabajadores en el tiempo que media entre la clase de la mañana y la de la tarde.

Dar todos los años a esos niños ropa y calzado, un traje y un par de botas o zapatos a la entrada del invierno, y otro traje y otro par de botas a la entrada del verano.

Asistencia médica y servicio farmacéutico gratuitos.

Creación de asilos para los ancianos y los inválidos.

Idem de Casas de Maternidad para los niños cuyas madres tienen que abandonarlos durante el día o la noche para ir al taller o a la fábrica.

Idem de Casas de baños y lavaderos públicos gratuitos.

Idem de Bolsas de Trabajo, o edificios donde tengan domicilio gratis y local para celebrar reuniones las Sociedades obreras que se proponen mejorar la condición de sus individuos o de su clase.

Abolición de las subvenciones de carácter religioso.

Retribución de las funciones municipales con arreglo al salario máximo que perciban los trabajadores, a fin de que los concejales obreros puedan desempeñar su cargo.

Exigir el exacto cumplimiento de las Ordenanzas municipales en todo cuando favorecen a los trabajadores, y principalmente en lo que se refiere a la higiene de las habitaciones, análisis de los artículos alimenticios, derribo de las casas denunciadas y andamiaje de las obras.