Prohibido en Lucena hacer ruido en horas de descanso

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Por unanimidad, la sesión plenaria correspondiente a marzo celebrada este jueves 22 por la Corporación lucentina ha dado su aprobación inicial de la Ordenanza Municipal contra la contaminación acústica en el término municipal de Lucena.

La nueva ordenanza municipal contra la contaminación acústica se ha elaborado debido a que la entrada en vigor de una nueva normativa a nivel autonómico dejó sin vigencia la anterior ordenanza municipal.

Su sustituta refrendada por el pleno consistorial viene a dar respuesta a estas competencias que establece la normativa andaluza y está dividida en 5 títulos y 55 artículos, de entre los que destaca el Artículo 28, sobre Determinación de Horarios, que en su apartado 4 dice así:

“Se prohíbe la emisión de cualquier ruido y vibración que moleste o altere el descanso para el caso de días laborales, de lunes a sábado, en el horario comprendido entre las 23:00 horas del día anterior a las 07:00 horas de dicho día o de 01:00 horas a 09:00 horas en caso de domingos y festivos. Del mismo modo, en el periodo comprendido entre los días 1 de Mayo al 30 de Septiembre, se prohíbe la emisión de ruidos y vibraciones que moleste el descanso de los vecinos, los días laborables en horario desde las 15:00 horas hasta las 17:00 horas de la tarde.”

El Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de Andalucía establece que corresponde a los ayuntamientos:

a) La aprobación de ordenanzas municipales de protección contra la contaminación acústica.

b) La tipificación de infracciones en las Ordenanzas municipales de protección contra la contaminación acústica de acuerdo con lo establecido en la Ley 7/1985, de 2 de abril,reguladora de las Bases de Régimen Local, así como en la citada Ley 5/2010, de 11 dejunio, en relación con :
    

    1. Ruido procedente de usuarios de la vía pública
    2. El ruido producido por las actividades domésticas o los vecinos, cuando exceda de los límites que en cada ordenanza se establezcan en función de los usos locales, y peculiaridades de cada municipio.

c) La vigilancia, control y disciplina de la contaminación acústica en relación con las actuaciones públicas privadas que no estén sometidas aautorización ambiental integradani a autorización ambiental unificada, sin perjuicio de aquellas cuya declaracióncorresponda, en razón de su ámbito territorial o de la actividad a que se refieran, a laAdministración de la Junta de Andalucía o a la Administración General del Estado.

d) La delimitación y su correspondiente aprobación tras el periodo de información pública de las áreas de sensibilidad acústica, de las zonas acústicamente saturadas indicadas en el artículo 18, sin perjuicio de las que correspondan a la Administración del Estado o a la Comunidad Autonómica, así como la declaración de las zonas tranquilas en las aglomeraciones y en campo abierto.

e) La elaboración, aprobación y revisión de los mapas de ruido.

f) La elaboración aprobación, revisión y ejecución de los planes de acción en materia de contaminación acústica.

g) La suspensión provisional de los objetivos de calidad acústica en un área acústica cuando existan circunstancias especiales que así lo aconsejen, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley 37/2003, de 187 de noviembre.