Satse advierte de que el 40 aniversario del Hospital Reina Sofía "está lleno de sombras e incertidumbres"

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El sindicato de Enfermería SATSE se congratula, como no puede ser de otro modo, de que la población cordobesa cuente con un Hospital del Máximo nivel como es el Hospital Provincial Reina Sofía. Sin embargo, alerta el Sindicato SATSE, es necesario hacer un análisis profundo y crítico de lo que estos 40 años han supuesto para el buque insignia de la atención sanitaria en Córdoba.

En el triunfalismo en que se ha instalado la Dirección Gerencia para celebrar el 40 aniversario se obvian intencionadamente los recortes que afectan tanto a las infraestructuras como a los profesionales y pacientes, por lo tanto, a la calidad asistencial prestada. En este sentido recuerda SATSE que el Hospital Reina Sofía ha ido perdiendo camas progresivamente en los últimos años: la totalidad de las camas de hospitalización de Los Morales se perdieron hace años, quedando reducido aquel Hospital a la mínima expresión; Numerosas plantas de hospitalización del Hospital Provincial permanecen cerradas y, por lo tanto, generando masificación en Urgencias y demoras en las listas de espera; en el Hospital General también se han perdido camas de hospitalización en unidades como Cirugía Cardiovascular.

En cuanto a las infraestructuras, son numerosísimas las denuncias que SATSE ha hecho en los últimos años: instalaciones obsoletas, vestuarios insalubres, derroches millonarios en reformas de unidades (como dos módulos de UCI) que no cumplen con los requisitos mínimos para ser utilizadas, el Plan Director que iba a modernizar el Hospital sigue paralizado, promesas incumplidas como fueron la construcción de una Guardería para los hijos de los profesionales o las habitaciones individuales para los pacientes…… Todas estas y muchas otras deficiencias suponen   dificultades añadidas para los profesionales, los pacientes y los ciudadanos que a diario necesitan acudir al Complejo Hospitalario Reina Sofía.

Respecto al crónico déficit de profesionales, acentuado en los últimos años, la plantilla del Reina Sofía ha ido mermando considerablemente con el paso de los años. Sirvan como ejemplo las cerca de 200 Enfermeras, cuyos puestos no se han cubierto y que, por lo tanto, generan sobrecarga laboral en el resto de la plantilla. Situaciones muy similares se viven con casi la totalidad  de categorías profesionales, las cuales están sufriendo los recortes y la política economicista practicada por la Dirección, provocando que la plantilla de trabajadores del Hospital esté desmotivada, quemada y poco reconocida en su labor.

Estas son las sombras del 40 aniversario… y respecto a las luces, pocas por desgracia, cabría mencionar la entrega sin igual del conjunto de trabajadores que con su buen hacer, dedicación y profesionalidad han minimizado las enormes carencias en medios materiales y humanos que les impone la Dirección Gerencia. Sin esta loable actitud de los profesionales no podrían haberse logrado los niveles de excelencia alcanzados en la atención sanitaria y los cuidados, cuyo máximo exponente es el liderazgo que en Trasplantes de órganos ejerce nuestro Hospital a nivel Nacional.

Finaliza SATSE exigiendo a la Dirección Gerencia del Reina Sofía que abandone la política de escaparate y propaganda sistemática que ha venido practicando y aproveche esta celebración para impulsar de forma firme y decidida las reformas e inversiones necesarias para que este Hospital se mantenga a la cabeza del Servicio Sanitario Público acabando con las carencias en medios y recursos  materiales y humanos que se vienen padeciendo desde hace años, y que lastra el desarrollo y potenciación integral del Hospital Reina Sofía.