Satse denuncia que el decreto del Gobierno sobre prescripción enfermera provocará el caos asistencial en los servicios de salud

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El Sindicato de Enfermería (SATSE-Córdoba) ha anuncia que el Comité Ejecutivo Estatal de esta organización sindical ha concluido que el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el Gobierno del PP provocará una grave inseguridad a los enfermeros, médicos y pacientes, y llevará al caos asistencial en los servicios de salud y a un enfrentamiento “sin sentido”  entre los profesionales.

En la reunión del órgano de dirección del Sindicato se ha dado el visto bueno a las nuevas acciones que se desarrollarán en contra del Real Decreto por parte de la Mesa de la Profesión Enfermera, una vez se publique en el BOE, como la interposición de un recurso en el Tribunal Supremo y el envío de miles de escritos de los profesionales enfermeros al Gobierno de Rajoy, exigiéndole que se haga cargo de la responsabilidad patrimonial en la que podrían incurrir.


También se celebrarán asambleas y jornadas de responsabilidad civil en los centros sanitarios de todo el país; se exigirá a los gerentes sanitarios que no obliguen a los enfermeros a hacer algo en contra de lo que establece la norma del PP, y se informará a los profesionales de las graves responsabilidades disciplinarias e, incluso penales, en las que incurrirá si no cumple el RD, quedándose, además, sin la cobertura de la póliza de responsabilidad civil.

En la reunión, el presidente de SATSE, Víctor Aznar, trasladó a todos los secretarios generales autonómicos de la organización los pormenores del dictamen jurídico elaborado por un prestigioso despacho de abogados, que concluye que la normativa aprobada por el Gobierno del PP es “ilegal” y provocará una enorme inseguridad en enfermeros, médicos y pacientes.

En el caso de los médicos, tendrán que estar presentes y actuar en todo momento a lo largo del proceso de atención de cada uno de sus pacientes. El Real Decreto les obliga a que sean siempre ellos los que prescriban los medicamentos sujetos a prescripción médica, además de tener que hacer el seguimiento del paciente.

Inseguridad, descoordinación y caos

Para el enfermero conllevará una enorme inseguridad personal y profesional, al obligarle a decidir entre cumplir el Real Decreto o actuar en contra del mismo, pudiendo acarrearle, en este último supuesto, responsabilidades disciplinarias e, incluso, penales. También perjudicará gravemente al funcionamiento del sistema sanitario, porque provocará descoordinación y un caos asistencial que pagarán los ciudadanos y pacientes.

Todo ello se habría evitado con la redacción del artículo 3 del RD acordada con la Mesa de la Profesión Enfermera, los partidos políticos y los gobiernos autonómicos, y por la que se facultaba al enfermero para poder usar, indicar y autorizar la disposición de estos fármacos siguiendo los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial previamente acordados entre los representantes de las profesiones médicas y enfermera, según SATSE.

De otro lado, el Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato valoró positivamente el rechazo mayoritario a la modificación del Real Decreto entre los gobiernos autonómicos. En concreto, un total de 12 comunidades autónomas ya han expresado su disconformidad con la actuación del Ministerio de Sanidad, no descartando la mayoría de ellas el recurrirlo una vez entre en vigor.

De igual manera, los principales partidos políticos (PSOE, Ciudadanos, Podemos y PNV)  se han mostrado contrarios a la actuación del PP y coinciden en que, tal y como está ahora redactada la norma, supondrá un grave perjuicio para todos. Por ello, se han comprometido a cambiar su actual redacción y aprobar una nueva que cuente con el respaldo de los colectivos a los que afecta.